2020 será el peor año para la venta de autos en México, advierte la AMDA
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

2020 será el peor año para la venta de autos en México, advierte la AMDA

COMPARTIR

···
menu-trigger

2020 será el peor año para la venta de autos en México, advierte la AMDA

bulletEl director adjunto de la asociación apuntó que si bien la Secretaría de Salud ya ordenó parar actividades por la contingencia, el Gobierno no ha ofrecido un paquete fiscal de apoyo al sector.

M. Albert Hernández
01/04/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Este será el peor año de la historia para la venta de autos debido a la pandemia de COVID-19, pues se espera una contracción general del 26 por ciento sin que hasta ahora haya un plan de apoyo por parte del Gobierno federal, señaló este miércoles el director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales Zárate.

En marzo, la disminución fue de 50 por ciento y en abril se esperan niveles inferiores al 90 por ciento, por lo que urgió a emprender medidas que impidan que las consecuencias es de estos descensos sean aún más "dolorosos".

Rosalez Zárate comentó que a nivel nacional 11 plantas de ensamble están cerradas, las ventas de piso fueron suspendidas y solo siguen abiertas las áreas de mantenimiento de los vehículos. En total la industria automotriz genera 3 millones de empleos y por las condiciones adversas se verán afectados 2 mil distribuidores de vehículos nuevos en 210 ciudades del país.

"La desacelaración económica nos ha dejado ya tres años a la baja, Tabasco es un claro ejemplo de ello ante la caída en el sector petrolero y que ha significado una crisis económica importante en el sur sureste, lo que se viene a agravar con la contingencia de salud", expresó.

La estimaciones negativas se han refrendado en los últimos días, sobre todo porque el Gobierno federal aún no responde a las solicitudes de apoyo que ha lanzado el sector en busca de aminorar la crisis que se avecina.

"En pocos días esto se verá en todo el país, ya hay un acuerdo de la Secretaría de Salud donde se nos ordena parar gran parte de la actividad, pero del lado del Gobierno no estamos viendo una respuesta adecuada para establecer paquetes fiscales y económicos que permitan a las empresas mantener su plantilla laboral", acotó.

Rosales Zárate destacó que la AMDA envió anteriormente una propuesta con siete puntos al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador en las que solicitan la extensión de período para que la iniciativa privada realice las declaraciones definitivas del ejercicio fiscal.

Asimismo, que se posponga entre cuatro y seis meses las declaraciones mensuales y una extensión para el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para los trabajadores con menores ingresos, con la intención de enfrentar la contingencia sanitaria.

Refirió que es necesario que el programa de reactivación incluya un plan de descharratización del transporte público, así como créditos para la pequeñas y microempresas, lo que derivaría en compra de autos, pero también en mejoras sociales en el ámbito urbano.

El directivo solicitó al gobernador Adán Augusto López Hernández que haga el llamado al presidente para lograr esta activación económica, ya que Tabasco es una de las entidades que será más afectada al término de la alerta sanitaria y eso podría derivar en la pérdida de miles de empleos.

Ante el impacto económico que pueda generar el COVID-19 en el mundo, se espera que solo se vendan 76.6 millones de autos en el mundo durante 2020, cifra 15.1 por ciento menor a lo registrado en 2019, siendo la mayor caída desde la crisis económica global, informó la consultora J.D. Power.

Gerardo Gómez, director general de la firma en el país, mencionó en conferencia reciente que los efectos del coronavirus se reflejarán en toda la cadena productiva del sector, desde los productores de insumos hasta distribuidores.

La menor demanda mundial de autos afectará la producción automotriz de México, siendo el país el cuarto mayor exportador de vehículos en el mundo.

Mientras que en el mercado interno mexicano, Gerardo Gómez considera que se tendrá una reducción de 20 por ciento respecto a 2019, pues apenas se venderán un millón 5 mil autos.

Destacó que con este panorama se espera que hasta 2026 se registre una cifra similar a la venta histórica del sector en el país en 2016, cuando se vendieron un millón 610 mil unidades.

Con información de Axel Sánchez*