Parker, Brubeck, Lewis y Terry centenarios
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Parker, Brubeck, Lewis y Terry centenarios

COMPARTIR

···
menu-trigger

Parker, Brubeck, Lewis y Terry centenarios

14/01/2020

En la década de los 20 del siglo pasado el párvulo e incipiente sonido del jazz comenzaba a tomar forma. Las primeras grabaciones del género ya se habían realizado y la fusión del blues con otros ritmos vivía una fiebre en Nuevo Orleans, que se comenzaba a exportar a otros estados de Estados Unidos, como Chicago o Nueva York y a países como Inglaterra.

El inicio de esa década, de hace un siglo, también vio el nacimiento de diversos personajes que marcaron, de distinta manera la historia del jazz. Este año deberemos celebrar y rendir tributo a cuando menos 8 centenarios de nacimiento, entre los que se encuentran: el tubista Bill Barber (mayo 21); el acordeonista, Art Van Damme (abril 9); el multiinstrumentista Yusef Lateef (octubre 9) o el saxofonista y flautista, Jerome Richardson (diciembre 25).

Sin embargo, este 2020 estará en la mente de muchos el nacimiento de cuatro personajes que fueron y son referentes obligados para nuevos músicos y para todos los que gozamos del jazz: Charlie “Bird” Parker, Dave Brubeck, John Lewis y Clark Terry.

A reserva de ahondar en cada una de estas enormes figuras del jazza lo largo del año, es importante destacar la trascendencia de cada uno.

Con su extraordinaria y peculiar manera de tocar el saxofón, no sólo inspiró una nueva forma de interpretar el instrumento, Charlie Parker también inspiró a decenas de jazzistas, dentro y fuera de Estados Unidos y lo sigue haciendo; Bird creó una nueva corriente dentro del jazz, el Be Bop; además su genio y figura han sido utilizados recurrentemente en la literatura y el cine.

Dave Brubeck, es otro grande entre los grandes, el único jazzista estadounidense que vino a México ─sino mal recuerdo─ siete veces a ofrecer conciertos, el que más tocó en el Palacio de Bellas Artes e incluso ─al igual que Duke Ellington─, grabó un disco en vivo en tierras mexicanas. Una de las muchas acciones por las que trascendió, además de lo musical, está en lo divulgativo, es decir, en la decisión que tomó, en los años 60, de realizar una extensa gira por diversas universidades y llevar el jazz a las aulas, con el objetivo de generar nuevos públicos.

Es una de las mentes detrás del famoso e importante disco Birth of the Cool, John Lewis además de tocar el piano en algunas piezas del álbum, fue el arreglista del noneto con el que Miles Davis cambió el rumbo del jazz hacia una mayor sofisticación. John Lewis, además fue también el fundador y director de uno de los cuartetos que llevó al jazz a máximos límites con la llamada música clásica. Hace algunos años, Wynton Marsalis, Jon Batiste y la Jazz at Lincoln Center Orchestra, grabaron un excelente disco con temas de Lewis, con una inmejorable interpretación del joven pianista Batiste.

Por último, pero como siempre decimos, no menos importante es la figura de Clark Terry. Sin ser tan famoso como Parker o Brubeck, su técnica y su estilo en la trompeta fueron ejemplo a seguir para figuras como Miles Davis o Quincy Jones, durante la época temprana de sus carreras. Además, Terry se dedicó en gran medida a la academia y formación de talentos, por lo que, a lo largo de su trayectoria, recibió decenas de doctorados honoris causa, premios Grammy; y lo más importante el reconocimiento y cariño de sus compañeros músicos y jazzistas de todo el mundo.

Este 2020, nos dejará mucha música para escuchar, para descubrir y sobretodo para compartir. Celebremos, pues, a los músicos que este año cumplirían 100 años revalorando y reflexionando sobre su legado.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.