Consultor en EPLOC y presidente de exITAM

Los desafíos de la democracia en México

Con el triunfo de Morena mucho se ha debatido sobre el rol de la oposición frente a sus mayorías legislativas. Aquí cabe preguntarse si algo podría cambiar a raíz de los próximos comicios.

El triunfo del Brexit en el Reino Unido, la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, así como la expansión de sentimientos antisistema o populistas en varias regiones del mundo han llevado a reflexionar sobre el estado de la democracia, sus asignaturas pendientes y los desafíos que enfrenta.

En el caso de México, las elecciones de 2018 y la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República representaron un hito. Sin embargo, esta nueva alternancia no ha desaparecido ni resuelto muchos de los retos que ya enfrentaba el país. Adicionalmente, rumbo a las elecciones del próximo 6 de junio, varios analistas ya mencionan la posibilidad del establecimiento de una nueva hegemonía, en caso de que Morena refrende su triunfo electoral e integre nuevamente una mayoría en la Cámara de Diputados. En este contexto, es relevante analizar los desafíos que encara nuestra democracia. Algunos están relacionados con condiciones estructurales, como la violencia, la polarización y la amenaza a las libertades de prensa y expresión; otros, tienen que ver directamente con el diseño institucional de los sistemas político y electoral.

Entre los primeros, el rol de los medios de comunicación en las democracias contemporáneas es fundamental. Son una herramienta indispensable para garantizar libertades como las de prensa y expresión, que favorecen la difusión de ideas distintas y fortalecen el pluralismo. También son un instrumento para limitar el poder, por lo que la tensión entre los medios y el Estado es constante. Sin embargo, dada la espiral de violencia en la que se encuentra inmerso el país desde hace más de una década, la prensa y las libertades asociadas a ellos enfrentan riesgos adicionales. Asimismo, la violencia generada por el crimen organizado representa una amenaza a las instituciones y a la propia democracia mexicana. En este rubro también es necesario analizar la polarización en México, un tema que hasta ahora genera más preguntas que respuestas.

Sobre los desafíos de diseño institucional, el propio proceso electoral, el más grande en la historia de México, que se desarrolla en condiciones particulares. Sumado a las restricciones sanitarias y la incertidumbre generadas por la pandemia de Covid-19, tendrá importantes retos de organización y logísticos para las autoridades electorales. Este año se incorporan nuevos elementos que vuelven inéditas las elecciones. Entre ellos se encuentran: garantizar la paridad en todos los puestos de elección popular, el combate a la violencia política en razón de género, la participación de nuevos partidos políticos nacionales, la contención de noticias falsas, la reglamentación de la reelección legislativa, entre otros. Finalmente, en lo que respecta a la división de poderes en México, en 2018, el partido gobernante logró conformar mayorías en ambas Cámaras del Congreso de la Unión. Con ello se interrumpió un periodo de gobiernos divididos iniciado en 1997. Con el triunfo de Morena mucho se ha debatido sobre el rol de la oposición frente a sus mayorías legislativas. Aquí cabe preguntarse si algo podría cambiar a raíz de los próximos comicios.

Para reflexionar sobre estos temas, el 19 de marzo se realizará el Seminario de Perspectivas Políticas en el ITAM, organizado por la Asociación de Ex Alumnos. Este evento será transmitido online y cualquier persona interesada podrá inscribirse. El Seminario tendrá participaciones destacadas como las de Adam Przeworski, politólogo y catedrático de la Universidad de Nueva York; Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral; Federico Estévez, catedrático del Departamento de Ciencia Política del ITAM; Denise Dresser, académica y escritora; Alejandro Moreno, director de encuestas y estudios de opinión de El Financiero; María Amparo Casar, presidenta ejecutiva de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, y Catalina Pérez Correa, profesora investigadora del CIDE, entre muchos otros. Sus aportaciones serán muy valiosas en un año tan relevante para México, a tan solo un par de meses de la elección más grande de su historia.

COLUMNAS ANTERIORES

Todo apunta a una reforma fiscal
Sindicato de Pemex: ¿cambiar todo para que todo siga igual?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.