Navegar en el ‘mar de la incertidumbre’
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Navegar en el ‘mar de la incertidumbre’

COMPARTIR

···
menu-trigger

Navegar en el ‘mar de la incertidumbre’

22/01/2020
Actualización 22/01/2020 - 10:29
columnista
Víctor Piz
Dinero, Fondos y Valores

Para el presente año se estima que el crecimiento de la economía mexicana se ubicará en torno a 1 por ciento, después del estancamiento registrado en 2019.

El crecimiento en la segunda mitad del año se verá impulsado, entre otros factores, por las oportunidades de inversión que abrirá la ratificación del T-MEC.

El reto está en atenuar factores de riesgo internos, como la incertidumbre para la inversión ante las políticas gubernamentales, que no se ha disipado.

La encuesta de enero de Bank of America entre manejadores de fondos revela que las decisiones del gobierno mexicano son la principal preocupación para 56 por ciento de los inversionistas.

Coincidente es el mensaje reciente de la presidenta del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales, Claudia Jañez, sobre el incremento en “la percepción de incertidumbre y de hostilidad a la inversión privada”.

Por esa razón, “nos está costando mucho trabajo convencer a nuestras casas matrices de continuar invirtiendo en México”, apuntó.

El señalamiento de Jañez empata con la publicación de la encuesta anual de CEO de PwC, en el marco del Foro Económico Mundial de Davos, donde México salió en 2020 del top 10 de mercados más atractivos para el crecimiento de las empresas globales en los próximos 12 meses.

Las empresas privadas, nacionales y extranjeras, deben analizar no sólo cómo crecerán en el futuro, sino cómo navegarán en el ‘mar de la incertidumbre’.

Después de la ratificación del T-MEC en el Senado estadounidense, es inminente su aprobación en el Parlamento canadiense, que podría ocurrir en febrero por ser una prioridad para el gobierno del primer ministro Justin Trudeau.

Antes, la Ley de Implementación del T-MEC en EU (H.R. 5430) pasa a firma del presidente Donald Trump para su promulgación en los próximos días.

El T-MEC podría entrar en vigor en el segundo semestre del año, quizás antes, al no haber un riesgo de no ratificación en Canadá.

Los pronósticos de que en 2020 la economía mexicana crecerá alrededor de 1 por ciento suponen que el T-MEC completará todas sus fases de ratificación y entrará en vigor pronto en el año.

Uno de los pilares de la estabilidad económica de México es la política de apertura comercial, que se refuerza con la ratificación del T-MEC, lo que debe contribuir a abrir oportunidades de inversión privada tanto nacional como extranjera.

El T-MEC es bueno, pero insuficiente para crecer más.

Ahora hay una enorme tarea por delante, pues el reto de reactivación de la economía en este año es muy grande.

El primer paso es disipar o revertir la incertidumbre ante las nuevas políticas gubernamentales.

Una cosa son las dudas persistentes en algunos sectores por el cambio de rumbo y de objetivos en las políticas públicas de la 4T.

Otra es la “hostilidad a la inversión privada”, como lo acusó Jañez, quien como presidenta del CEEG representa a más de 50 empresas globales con presencia en México.

En su opinión, la falta de crecimiento en 2019 “se explica, en buena medida, por la incertidumbre generada por el diseño y ejecución de políticas públicas, el sistemático cambio de reglas para hacer negocios y los constantes mensajes políticos en contra de los mercados y las empresas”.

Es preocupante que, a más de un año del cambio de gobierno, siga percibiéndose falta de claridad en la dirección de las políticas públicas en sectores estratégicos, por novedosas que sean.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.