Las primeras ‘vacunas’ monetarias
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las primeras ‘vacunas’ monetarias

COMPARTIR

···
menu-trigger

Las primeras ‘vacunas’ monetarias

04/03/2020
columnista
Víctor Piz
Dinero, Fondos y Valores

El disparo en los casos de Covid-19 fuera de China aumentó los temores de que el nuevo coronavirus pueda convertirse en una pandemia, con graves consecuencias económicas y de salud pública.

Así lo deja ver el deterioro en las condiciones financieras globales y el menor apetito por riesgo de los inversionistas.

La impaciencia de los mercados forzó a la Reserva Federal a recortar ayer –de manera extraordinaria y por decisión unánime– su tasa de referencia en 50 puntos base, a un rango de entre 1 y 1.25 por ciento, para limitar el impacto del brote del virus en la economía de Estados Unidos.

Fue la primera vez desde octubre de 2008, tras la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de ese año, que el Banco Central estadounidense anuncia un recorte de esa magnitud y lo ejecuta fuera de calendario.

La próxima reunión programada de la Fed es el 17 y 18 de marzo, cuando los mercados buscarán una señal para saber si los recortes continuarán en los meses siguientes.

El recorte de tasas es la ‘vacuna’ de estímulos monetarios de los bancos centrales, como parte de las medidas para aliviar la incertidumbre en los mercados ante la propagación global del Covid-19.

En otras economías desarrolladas y emergentes ya tuvo lugar un relajamiento de la política monetaria en esta semana, como en Australia y Malasia, cuyos bancos centrales recortaron sus tasas.

Mientras el Banco Central de Australia redujo su tasa de interés en 25 puntos base, a un mínimo histórico de 0.5 por ciento, el de Malasia disminuyó la suya también en 25 puntos base, a 2.5 por ciento.

¿El Banco de México anunciará en la reunión del 26 de marzo –o incluso antes– un recorte de su tasa de referencia, que el pasado 13 de febrero disminuyó en 25 puntos base, a 7.0 por ciento?

En automático, el recorte de la Fed amplía el margen de maniobra para la política monetaria de Banxico a través de ajustes adicionales de su tasa.

En la encuesta que levantó el propio Banxico entre especialistas del sector privado a finales de febrero y que se publicó el lunes, se anticipa un nivel de la tasa de 6.5 por ciento para el cierre de 2020.

Eso sugiere dos recortes más de 25 puntos base en lo que resta del año.

Pero las expectativas de los analistas del banco de inversión Goldman Sachs, actualizadas ayer tras el ajuste de la Fed, anticipan un recorte de 50 puntos base para la decisión de Banxico del 26 de marzo.

Además, prevén tres reducciones adicionales de 25 puntos base cada una para cerrar el año con la tasa objetivo en el nivel de 5.75 por ciento.

Entre tanto, los recortes en los pronósticos de crecimiento para México en 2020 continúan: los analistas de Goldman Sachs ajustaron ayer su expectativa de 1.0 a 0.6 por ciento, que se suma a la revisión realizada por la OCDE de 1.2 a 0.7 por ciento.

Durante el primer semestre del año es cuando más se reflejarán los efectos del brote de Covid-19 sobre la economía mexicana.

¿Cuáles? Una menor confianza empresarial y del consumidor, así como retrasos temporales en la producción de algunos bienes, en particular de manufacturas.

Desde el punto de vista económico, México debe estar ‘vacunado’ para enfrentar el coronavirus.

Si por razón de la epidemia se incrementa la incertidumbre, hay márgenes de maniobra para hacerle frente, pero lo importante es mantener políticas sólidas y afianzar los pilares de la estabilidad.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.