El 'blindaje' a favor del peso
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El 'blindaje' a favor del peso

COMPARTIR

···
menu-trigger

El 'blindaje' a favor del peso

11/03/2020
columnista
Víctor Piz
Dinero, Fondos y Valores

La decisión de la Comisión de Cambios de incrementar el monto del programa de coberturas cambiarias de 20 a 30 mil millones de dólares es una medida adecuada, pero probablemente insuficiente para contribuir a la recuperación del peso.

El programa de coberturas cambiarias, vigente desde febrero de 2017, es uno de los mecanismos para mantener el orden en el mercado cambiario ante episodios de turbulencia financiera, como el causado por el temido impacto económico del Covid-19 y la ‘guerra’ de precios del petróleo.

La Comisión de Cambios, integrada por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, informó que en tres años sólo “se han realizado subastas por 5 mil 500 millones de dólares”.

Además, “los vencimientos que hasta el momento se han presentado han sido renovados en su totalidad”.

Eso quiere decir que el margen para subastar coberturas cambiarias es de 24 mil 500 millones de dólares.

La Comisión también informó que “podrá convocar en cualquier momento y llevar a cabo de manera inmediata subastas de estos instrumentos”.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo a este reportero que el propósito del anuncio de la Comisión de Cambios es “dar tranquilidad al mercado y hacerle saber que (las autoridades financieras) estamos trabajando”.

La Comisión no descartó la posibilidad de “adoptar acciones adicionales” en caso de ser necesario.

Eso supondría vender dólares directamente en el mercado, como se hizo a principios de 2017 para proveer liquidez y atenuar la volatilidad registrada tras la elección de Donald Trump en Estados Unidos.

La Comisión no descartaría intervenir discrecionalmente en el mercado cambiario en caso de que se presenten condiciones excepcionales.

Pero Herrera aclaró que eso “tendríamos que valorarlo en su momento” y, más bien, destacó la estrecha coordinación de Hacienda con Banxico para encontrar “las posibles salidas” en caso de que la volatilidad se incremente.

El mayor riesgo en este momento es que el coronavirus dé un fuerte golpe a una economía global que ya se había debilitado por las tensiones comerciales y geopolíticas.

Estamos posiblemente ante el preludio de una recesión en varias economías del mundo.

Para México, el pronóstico de crecimiento para este año de los analistas se recortó de 0.9 a 0.7 por ciento, pero puede seguir revisándose a la baja.

El deterioro en las expectativas se relaciona principalmente con la incertidumbre sobre los efectos económicos del coronavirus.

El ‘blindaje’ de la economía mexicana puede ayudar a mitigar los impactos del brote:

Primero, los más de 185 mil millones de dólares en la reserva internacional de Banxico, a los que se suman unos 61 mil millones de la línea de crédito flexible con el FMI.

Esos 246 mil millones de dólares representan la liquidez internacional disponible para amortiguar choques externos.

Segundo, el compromiso del gobierno para mantener un superávit primario en las finanzas públicas y contener el endeudamiento.

Tercero, el compromiso de Banxico para actuar con cautela en sus próximas decisiones de política monetaria, si bien probablemente seguirá recortando su tasa de referencia.

Asumiendo que México enfrentará este episodio de turbulencia con disciplina fiscal y prudencia monetaria, lo más importante es generar confianza. ¿Se podrá?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.