¿Consultas sobre finanzas públicas?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Consultas sobre finanzas públicas?

COMPARTIR

···

¿Consultas sobre finanzas públicas?

21/11/2018
Actualización 21/11/2018 - 9:16

H izo bien el Banco de México al describir nuevos riesgos en su anuncio de política monetaria del pasado 15 de noviembre, cuando la Junta de Gobierno decidió por mayoría incrementar en 25 puntos pase el objetivo para la tasa de referencia, a un nivel de 8.0 por ciento.

La principal novedad en el comunicado del Banxico es la referencia a los factores relacionados con el gobierno electo que han tenido efectos directos sobre la estabilidad macroeconómica del país.

Además del anuncio sobre la cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco, hay “preocupación de los mercados por las políticas de la nueva administración y algunas iniciativas legislativas”.

Lo que más preocupa es el riesgo de debilidad institucional en la ejecución de las políticas públicas en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Sobre las iniciativas legislativas, aunque no se refiere a ellas por su nombre, se entiende que son la de eliminación de comisiones bancarias, la de ampliación del mandato del Banxico y la de utilización de las reservas internacionales para financiar el gasto o la inversión.

A la preocupación sobre el gobierno electo se añadió como factor de incertidumbre la renuncia del subgobernador Roberto del Cueto por motivos de salud, con efectos a partir del 30 de noviembre.

Se suma a la ya anticipada salida del subgobernador Manuel Ramos Francia al concluir su periodo el 31 de diciembre, para ser sustituido por el economista Jonathan Heath, según lo anunciado por el equipo de transición.

Ambas bajas en el Banxico significan que el presidente electo nombrará a dos de los cinco miembros de la Junta de Gobierno probablemente en el primer mes de su administración.

El hecho es que el peso mexicano se vio afectado por los factores señalados por el Banxico, que también causaron un impacto sobre las primas de riesgo que demandan los inversionistas extranjeros para mantener activos mexicanos.

Esos factores también podrían afectar las condiciones macroeconómicas en el mediano y largo plazos, así como la “capacidad de crecimiento” de la economía mexicana.

Respecto a las perspectivas de crecimiento para México, se prevé que la economía avance a un menor ritmo durante el próximo año.

Así lo dejan ver las proyecciones de crecimiento de los analistas, que siguen revisándose a la baja.

El consenso de la encuesta quincenal de Citibanamex publicada ayer, prevé que en 2019 el PIB de México crezca 1.9 por ciento.

El pronóstico de la encuesta ya debe incorporar los factores mencionados por el Banxico que ponen en riesgo la estabilidad macroeconómica y financiera del país.

También hay incertidumbre sobre el manejo fiscal de la administración entrante, aun cuando el presidente electo y su equipo de transición se han comprometido a preservar finanzas públicas sanas.

“El mercado tiene miedo de que se generen consultas ciudadanas que terminen afectando a las finanzas públicas”, dijo Gabriela Siller, economista jefe de Banco Base.

Es necesario conocer con detalle las políticas fiscales de la nueva administración, lo que ocurrirá con la presentación del Paquete Económico 2019, a más tardar el 15 de diciembre.

Por lo pronto, la incertidumbre es el signo de los tiempos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.