Dinero, Fondos y Valores

¿Fin a la pobreza extrema en 2030?

Claudia Sheinbaum ha prometido sacar a 7.5 millones de personas de la pobreza extrema de 2025 a 2030, pero ¿podrá lograrlo en tan poco tiempo?

Este domingo se realizará el segundo debate presidencial, en el que las candidatas y el candidato responderán incluso preguntas videograbadas en plazas públicas del país sobre los temas de crecimiento económico, empleo e inflación; infraestructura y desarrollo; pobreza y desigualdad, así como de cambio climático y desarrollo sustentable.

El jueves pasado, la candidata por la coalición Sigamos Haciendo Historia, Claudia Sheinbaum, presentó la política social del ‘segundo piso de la cuarta transformación’, donde plantea que, de ganar la elección, se propone, con un crecimiento del PIB de al menos 3 por ciento anual promedio, sacar a 7.5 millones de personas de la pobreza extrema de 2025 a 2030.

Con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), entre 2018 y 2022 –se excluye 2020 por las implicaciones económicas y sociales de la pandemia por covid– se observó una reducción tanto en la tasa como en el número de personas en condición de pobreza.

A nivel nacional, el porcentaje de la población en situación de pobreza multidimensional –con al menos una carencia social y un ingreso mensual insuficiente para adquirir alimentos, bienes y servicios necesarios– disminuyó de 41.9 por ciento en 2018 a 36.3 por ciento en 2022.

En número de personas, en 2022 había 46.8 millones de mexicanos en pobreza desde 51.9 millones en 2018.

La reducción de habitantes pobres fue de 5.1 millones de personas en 2022 respecto a 2018 y, por primera vez desde que se tiene registro, el porcentaje de la población en situación de pobreza se ubicó por debajo de 40 por ciento.

Lo anterior se corresponde con la recuperación en el ingreso de los hogares en México de 4.6 por ciento en el mismo periodo.

Sin embargo, en la desagregación de la pobreza multidimensional por grupos poblacionales, la proporción de la población en situación de pobreza extrema –con un ingreso insuficiente para adquirir la canasta alimentaria y con al menos tres carencias sociales– aumentó de 7 a 7.1 por ciento entre 2018 y 2022.

Aunque fue marginal el aumento en el porcentaje de la población en esta condición, el número de personas en pobreza extrema pasó de 8.7 a 9.1 millones durante ese mismo periodo.

El incremento fue de 400 mil personas, que en 2018 se encontraban en situación de pobreza moderada.

A propósito del segundo debate presidencial, el equipo del observatorio económico México ¿cómo vamos? (MCV) llevó a cabo un análisis de los resultados del desempeño de la economía mexicana en el progreso social.

En materia de pobreza y desigualdad, MCV subraya que 48 millones de mexicanos viven en una situación en la que los ingresos laborales de su hogar no son suficientes para adquirir la canasta alimentaria para todos sus integrantes.

Sofía Ramírez, directora de MCV, lo resume en que “nos quedamos con este sabor de boca donde la pobreza moderada disminuye ligeramente, pero hay 50 millones de personas que carecen de acceso a los servicios de salud”, según los indicadores de carencias sociales del Coneval.

El análisis del observatorio económico recuerda que el ingreso del 10 por ciento más rico –el grupo de hogares de mayor ingreso– es 15 veces mayor al del 10 por ciento más pobre –el grupo de hogares de menor ingreso.

La desigualdad ha disminuido, pero no lo suficiente, por lo que “todavía vivimos en un país muy desigual”, enfatiza Ramírez en entrevista con este reportero.

De vuelta a la pobreza extrema, su permanencia en niveles similares a los de 2018 antes de la pandemia sugiere que faltan muchos años para erradicarla en el país.

La candidata Sheinbaum planteó que, mediante una acción combinada de acceso a la educación, a la salud, a la vivienda, a los programas sociales y el propio desarrollo económico del país, se podrá erradicar la pobreza extrema o, al menos, disminuirla de manera sustantiva: “estamos hablando de 7.5 millones de personas”.

Si la pobreza extrema se redujera en ese número de personas, en 2030 habría una disminución a sólo 1.6 millones de personas en tal condición de pobreza respecto a 2022.

¿Se podrá poner fin a la pobreza extrema en tan poco tiempo?

COLUMNAS ANTERIORES

Obras que no iniciaron o no se completaron
El aliado de EU en su guerra contra China

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.