Dinero, Fondos y Valores

Se ‘esfuman’ 385 mil empleos formales

En un evento cíclico, el pasado diciembre se reportó un fuerte corte de empleos formales, aunque se espera que para el primer trimestre de este año se recupere la mayoría.

En diciembre pasado, la creación de empleo formal en México experimentó un fuerte revés.

De acuerdo con información del IMSS sobre asegurados permanentes y eventuales, en el último mes de 2023 se dieron de baja 384 mil 882 plazas.

Esta pérdida de puestos de trabajo es la mayor para un diciembre desde que hay registros en el Seguro Social.

Las bajas corresponden principalmente a puestos de trabajo registrados como permanentes: 69 de cada 100.

Este fenómeno ha existido siempre, pues históricamente hay bajas laborales en diciembre por factores estacionales en todos los cierres de año.

Lo que ocurre en diciembre es parte de un comportamiento cíclico del mercado laboral, pues a partir de enero y durante el primer trimestre del año siguiente hay reincorporación de trabajadores despedidos temporalmente.

Manpower Group estima que en México va a aumentar la plantilla laboral en 350 a 400 mil empleos formales en el primer trimestre de 2024.

Si bien las bajas laborales en diciembre son temporales o cíclicas, es necesario combatir las prácticas irregulares.

De ahí la campaña anual de la Secretaría del Trabajo, el IMSS y el Infonavit para evitar acciones evasivas de responsabilidades laborales por parte de los patrones.

Pero parece que esta vez la campaña no tuvo éxito para evitar acciones que vulneren derechos de los trabajadores o eludan obligaciones en materia laboral y de seguridad social.

La pregunta es cuántos meses llevará recuperar las casi 385 mil bajas de diciembre en el empleo formal.

De cumplirse la expectativa de Manpower, las pérdidas laborales de diciembre se recuperarán en un plazo de al menos tres meses.

Al cierre de diciembre de 2023, la cifra de empleo formal afiliado al IMSS ascendió a 22 millones 24 mil 386 puestos de trabajo, replegándose desde el máximo histórico de un mes antes.

En los últimos 12 meses –de enero a diciembre– se reporta la creación de 651 mil 490 empleos formales en el país, de los cuales 75.9 por ciento corresponde a puestos permanentes.

Sin embargo, además de registrar una caída de 13.5 por ciento contra el mismo periodo de 12 meses de 2022, es la menor cifra de creación de empleo anual desde 2019, sin considerar la pérdida de 647 mil 710 plazas en 2020, primer año de la pandemia.

En los 61 meses que van de esta administración se han dado de alta al IMSS un millón 566 mil 460 empleos formales, plazas que resultan claramente insuficientes para una economía como la mexicana.

Se celebra que, por primera vez en la historia, en 2023 se superaron los 22 millones de empleos registrados en el Seguro Social.

El problema es que esa cifra está prácticamente en 10 millones por debajo del número de personas que se encuentran en condiciones de informalidad laboral.

Según datos de la más reciente Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, el número de trabajadores en situación de informalidad suma 31.8 millones.

Si se mide como proporción de la población ocupada en el país, la informalidad representa 55 por ciento.

Por cada trabajador con empleo formal que le otorga derechos laborales, de seguridad social y de vivienda, hay 1.4 mexicanos que carecen de derechos y prestaciones por trabajar en la informalidad.

Lastimosamente, la informalidad de la economía predomina en México y es la que marca la pauta en el mercado laboral.

COLUMNAS ANTERIORES

40 mil mdp: ¿qué tanto es ‘tantito’?
¿Ahorro de trabajadores ‘abandonado’ en Afores?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.