Dinero, Fondos y Valores

¿Viene un aluvión de estrenos en bolsa?

La reforma a la Ley del Mercado de Valores representa un gran avance para fortalecer la inclusión financiera y el acceso al financiamiento en beneficio de las empresas mexicanas.

Justo hace dos semanas se aprobó por unanimidad en el pleno de la Cámara de Diputados la reforma a diversas disposiciones de la Ley del Mercado de Valores y de la Ley de Fondos de Inversión.

Se aprobó en la Cámara baja seis meses y medio después de que la reforma fue aprobada por el pleno del Senado de la República.

De acuerdo con las autoridades financieras del país, la reforma representa un gran avance para fortalecer la inclusión financiera y el acceso al financiamiento en beneficio de las empresas mexicanas, especialmente pequeñas y medianas.

El subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, dijo que la reforma busca generar más competencia y dinamismo en el mercado bursátil, permitiendo a estas empresas, que son las responsables de generar casi el 70 por ciento de los empleos en el país, acceder a esta fuente de financiamiento y crecer, lo que contribuirá al bienestar económico de las familias mexicanas.

Y sí, la reforma aprobada debe permitir a una gran cantidad de empresas, particularmente pequeñas y medianas, acceder al financiamiento bursátil a un menor costo y de manera más rápida.

Las autoridades financieras estiman que más de 4 mil empresas en el país cuentan con las características para beneficiarse de esta reforma.

Por su parte, los intermediarios bursátiles estiman que la reforma puede traer al mercado entre 500 y 2 mil emisoras nuevas en los primeros tres años.

Entre otras modificaciones, la reforma incorpora un nuevo procedimiento de inscripción simplificada de valores de deuda o de capital.

Las empresas medianas y pequeñas podrán participar en el mercado bursátil a través de la figura de emisión o emisora simplificada.

En este sentido, la Bolsa Mexicana de Valores destacó la inclusión del nuevo esquema de oferta pública simplificada, que se enfocará principalmente en medianas empresas.

“Con ello, se pretende reducir el tiempo, los procesos y los costos de listado de las compañías”.

Sin embargo, los valores objeto de la inscripción simplificada sólo podrían ser ofrecidos a inversionistas institucionales o calificados, no al público en general.

Estos inversionistas poseen una gran cantidad de recursos para invertir –como los fondos de inversión y de pensiones, las Afore y las aseguradoras– en diferentes instrumentos financieros.

Lo que sigue es la regulación secundaria, la cual se prevé quedará lista en el primer trimestre de 2024.

Teniendo la regulación, el sector bursátil –autoridades, bolsas de valores y casas de bolsa– debe hacer un esfuerzo de promoción muy activo para ampliar el número de empresas que busquen financiamiento.

Por lo pronto, al mercado de valores le viene como ‘anillo al dedo’ la llegada hoy a la BMV de Fibra Next mediante una oferta pública inicial, la primera en el mercado local desde 2018.

El monto base de la transacción es de 15 mil millones de pesos, pero con la sobresuscripción puede llegar a 20 mil millones o más, lo que la convertiría en la segunda oferta pública inicial más grande en la historia del mercado mexicano.

Fibra Next es una subsidiaria de Fibra Uno, que es el mayor fideicomiso en bienes raíces de México y América Latina, creada para escindir el portafolio industrial de la empresa inmobiliaria y ‘tomar la ola’ del nearshoring.

Dicho de otra manera, Fibra Next es la apuesta de Fibra Uno para atender el sector industrial y aprovechar las oportunidades que abre la relocalización de empresas en mercados estratégicos.

El sector de fibras está representado en la BMV con 16 instrumentos que replican el negocio inmobiliario de rentas para permitir que los inversionistas participen en el mercado de bienes raíces.

Fibra Next será el jugador 17 y contará con un portafolio de 196 inmuebles, que lo convertirán en uno de los fideicomisos inmobiliarios más grandes del mercado por valor y número de propiedades.

Después de una prolongada sequía de estrenos en bolsa, “romper con esta inercia que llevábamos en la Bolsa Mexicana de Valores va a ser muy positivo para México”, dijo a este reportero Gonzalo Robina, director general adjunto de Fibra Uno.

El lanzamiento de Fibra Next no sólo marcará un hito, sino que le debe dar un buen ‘empujón’ al mercado de valores en el país.

COLUMNAS ANTERIORES

Las elecciones y el ciclo económico
Desequilibrios en el mercado laboral

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.