Dinero, Fondos y Valores

Amplia brecha por cerrar en el empleo

La buena noticia es que al cierre de marzo hay nuevamente más de 20 millones de trabajadores asegurados; pero aún está lejos el número de puestos de febrero de 2020.

Hay señales contrastantes sobre la recuperación del mercado laboral en México, que en el caso del empleo formal sigue siendo gradual, aunque todavía insuficiente.

De acuerdo con la información publicada el lunes por el IMSS, al cierre de marzo pasado el número de trabajadores asegurados ascendió a 20 millones 26 mil personas.

La cifra representa una disminución anual de 457 mil plazas laborales, o bien un decremento de 2.2 por ciento respecto a marzo de 2020.

De ese tamaño es la reducción del empleo formal a un año del inicio de la caída del mercado laboral por la pandemia.

La pérdida de empleos que se registró de marzo a julio de 2020 superó el millón 117 mil plazas formales, según el número de trabajadores asegurados.

Fue el periodo más crítico de desocupación laboral en el país ante las restricciones a la movilidad impuestas a la economía.

De agosto a diciembre se recuperaron casi 278 mil empleos, prácticamente la cuarta parte de los que se perdieron en los cinco meses anteriores.

Aquí es donde vienen algunos contrastes, pues en los primeros tres meses de 2021 se generaron cerca de 252 mil empleos formales, de los cuales más de la mitad son puestos permanentes.

En el primer trimestre del año pasado, cuando ya había iniciado la caída del empleo por la pandemia, se crearon poco más de 61 mil puestos de trabajo.

Si se excluye 2020 para eliminar el ‘efecto Covid-19’, entre enero y marzo del presente año se registró la menor generación de empleo para igual periodo desde 2013.

Sólo en marzo de 2021 se crearon casi 89 mil puestos de trabajo formales en el país.

Si bien es la cifra más elevada para un marzo desde 2018, refleja una desaceleración en la recuperación del mercado laboral, pues en febrero pasado se generaron 115 mil plazas.

A nivel sectorial, las mayores caídas se mantienen en los servicios para empresas, la construcción y la minería.

Las entidades que tienen una mayor brecha por cerrar en materia de empleo registrado ante el IMSS son Quintana Roo, Ciudad de México y Baja California Sur, todas altamente dependientes del turismo y los servicios con mayor interacción social.

La buena noticia es que al cierre de marzo hay nuevamente más de 20 millones de trabajadores permanentes y eventuales asegurados.

Pero aún estamos lejos de regresar al número de puestos de trabajo afiliados al IMSS en febrero de 2020, antes de la llegada de la pandemia a México, cuando había 20 millones 613 mil asegurados.

Respecto a ese punto, el rezago es todavía de casi 588 mil empleos formales, de los cuales más de 511 mil son permanentes, que difícilmente se recuperarán en este año.

La pregunta es si todos los empleos perdidos por la pandemia tienen posibilidad de reaparecer.

En su más reciente informe trimestral, el Banco de México espera para 2021 una generación de entre 250 y 570 mil plazas laborales.

Las estimaciones de los analistas encuestados por el propio Banxico a finales de marzo apuntan a la creación de 380 mil puestos de trabajo.

De cumplirse su previsión, la brecha de empleo formal no se cerrará en este año, sino hasta 2022.

Las autoridades confían en que el avance en el programa de vacunación permitirá una mayor recuperación del empleo tanto en los sectores rezagados como en los que la reincorporación de trabajadores es más acelerada.

Además de que se espera una recuperación moderada, la pandemia sigue representando un riesgo ante la incertidumbre sobre un rebrote de casos de Covid-19 y posibles retrasos en la vacunación.

COLUMNAS ANTERIORES

Energía, el ‘hilo más delgado’ del T-MEC
El triple reto de la gobernanza

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.