Miel, leche y centros de acopio
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Miel, leche y centros de acopio

COMPARTIR

···
menu-trigger

Miel, leche y centros de acopio

21/01/2020
Actualización 21/01/2020 - 14:38

Precios justos, que valoren el trabajo de campo, que dignifiquen la actividad agropecuaria y no terminar en manos del coyote o intermediario, es uno de los anhelos de muchos productores.

Y los consumidores buscan tener la certeza que lo que pagan, realmente le llega al productor.

Los centros de acopio para miel y leche que se preparan este año en Yucatán podrían cumplir el anhelo si se cubre el reto que sean autónomos, es decir que no dependan del gobierno y no sean elefantes blancos al paso de los años y que deban rescatarse por la autoridad.

Jorge Diaz, titular de la Seder en Yucatán, lo tiene claro. Sabe que los centros de acopio deberán ser autónomos, que la inversión inicial es de la federación y el estado, pero la administración recaerá en los productores, por eso deben ser rentables, deben ser un negocio.

Es por ello que no sólo serán centros de acopio, donde los productores lleven sus cosechas y ordeñas para abastecer al cliente principal que es Segalmex y este provea a Diconsa y Liconsa, sino que habrá valor agregado, procesos, para que la miel salga en presentaciones de diferentes mililitros, y la leche salga en quesos.

El primer paso es la edificación del los centros y maquinaria, lo cual ocurrirá en este año.

El centro de acopio de miel se ubicará en Tahmek, al oriente del estado, tendrá una capacidad máxima de acopio de 2 mil toneladas al año, con posibilidad de crecimiento, procesará la miel para lograr presentaciones de 250 mililitros, medio litro y el litro.

La inversión es de 30 millones de pesos, de los cuales 24 millones serán de la federación y el resto del estado y con ello se edificará el centro de acopio y se comprará la maquinaria.

La Seder ya busca la figura para que los productores en sociedad sean los administradores y sean una cooperativa autónoma, que sea un negocio y el gobierno no tenga participación, ni injerencia.

El principal cliente será Segalmex y este proveerá a Diconsa de la miel en las diferentes presentaciones, pero quedaría lista para poder exportar.

Se tiene proyectado entre junio y julio para que esté finalizada, lo que significa que será hasta la próxima cosecha del 2020-2021 que estará operando.

Buscarán que sea certificada como orgánica y que sea Tipo Inspección Federal (TIF) como la única que hay en el país y está en Aguascalientes.

El objetivo es que el apicultor ya no tenga temporadas con precios bajos, como ha ocurrido en las últimas temporadas.

En su mensaje del primer Informe de Gobierno de Yucatan, Mauricio Vila lo puntualizó al hablar de precios pagados de 12 pesos el litro al productor.

Dignificar y valora el trabajo del apicultor es una tarea que debe ir eslabonada, ya que la labor de acudir al 'monte' para llevarle agua a las abejas, medicina, alimento, es ardua, como para que de los 100 pesos el litro que paga el consumidor en promedio, le llegue el menor porcentaje.

El centro de acopio busca acotar esta brecha, el reto es grande, para que no ocurra lo que ha pasado en años anteriores con la extinta Apícola Maya.

Todo indica a que se están considerando las vertientes sociales, culturales, así como económicas de la apicultura y que el gobierno con sus políticas públicas actuará.

Nada más hay que recordar que la apicultura de la península de Yucatán aporta 40 por ciento de la miel que se produce en el país, y genera más de 38 millones de dólares en divisas.

Es una actividad en manos de más de 13 mil apicultores, con más de 300 mil colmenas y es una actividad que significa un 'extra' para el productor, no es su actividad primaria, sino complemento de la milpa o la ganadería y aún así se exportaron más de 12 mil toneladas el año pasado.

En el caso de la leche, serán dos centros de acopio, uno en Catmís y el otro en Tizimín, al oriente del estado y los primeros ya están avanzados en la documentación y estudio de factibilidad.

Yucatán está en los últimos lugares de producción lechera, sin embargo, en la entidad hubo cuencas lecheras importantes, que por huracanes y crisis económicas fueron desapareciendo y hoy hay pocos productores que se aferran a la actividad.

Será Segalmex el comprador y que pague 8.20 pesos por litro para abastecer a Liconsa y los planes son que en este primer trimestre estén listos.

Los centros de acopio serán referente en el precio del mercado local, tanto en miel como en leche.

Fungirán un rol, y la mira estará puesta para que no sean 'elefantes blancos'.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.