menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Datos duros: crece campo y pesca

COMPARTIR

···
menu-trigger

Datos duros: crece campo y pesca

06/11/2020

El Inegi confirmó con datos duros lo que se había previsto desde que comenzó la pandemia en México: la actividad agrícola, pecuaria y pesquera no se detuvo en el país, y creció en los peores momentos de la economía nacional.

Aun con problemas de logística, de comercialización, de distribución y de demanda en ciertos mercados, la producción a nivel nacional de productos del campo y la pesca crecieron 2.7 por ciento de enero a septiembre y 7.4 de julio a septiembre, con respecto al mismo periodo de 2019.

Mientras la economía caía hasta 9.8 por ciento de enero a septiembre, el sector primario avanzó 2.7 a nivel nacional.

En Yucatán también ocurrió esta alza, el crecimiento fue de 6.6 por ciento en el segundo trimestre (de abril a junio), justo cuando la economía del estado caía casi 18 por ciento, y la actividad industrial y comercial se desplomó 27 por ciento.

El Inegi en las estadísticas del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal muestra que en Yucatán el único sector que creció en el peor momento de la pandemia fue el campo y la pesca.

Yucatán fue el quinto estado en registrar crecimiento en las actividades primarias y contribuyó a que la actividad económica se mantuviera.

El resultado favorable sorprende a muchos e incluso se cuestiona, porque es posible que estas actividades no hayan crecido como antes o pareciera que cayeron, porque la demanda se modificó. Sin embargo, los alimentos se siguieron comprando, hubo un reajuste en las preferencias de los consumidores y la producción del campo y la pesca debió encontrar nuevos nichos para encontrar salida.

Lo contrastante del crecimiento es que el sector primario, a pesar de la pandemia y de las tormentas tropicales se mantiene firme, pero no hay la congruencia del apoyo que desde las mañaneras de Palacio Nacional se informan, porque en la práctica, sigue sin haber un monitoreo, censo o conteo de los daños que han dejado las tormentas en apicultores, milperos, ganaderos y las semanas que el sector pesquero no ha podido hacerse a la mar.

Desde Palacio Nacional se insiste en que hay recursos, que sí hay apoyos para los afectados y que no se darán a través de intermediarios, pero tampoco se ve que se haga mucho porque identificar a quienes lo requieren y se les haga llegar de forma directa.

Un paso está faltando entre lo que se dice desde Palacio Nacional en las mañaneras y lo que viven día a día productores y pescadores.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.