Cerrando ciclos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cerrando ciclos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Cerrando ciclos

24/12/2019
Actualización 24/12/2019 - 12:38

“Aprovecha los momentos de felicidad y amor. Es lo único que debería importarnos”.

Estamos en una época no sólo de cierre de año sino también de periodo legislativo. Las cuentas que entregamos a la sociedad están a la vista: un Presupuesto que permitirá al Ejecutivo seguir fortaleciendo los programas sociales, robustecer el tema energético y trabajar en favor de la tan urgida seguridad.

Así las cosas, mi recuento personal es bueno: contenta por haber aprobado 12 de las 13 promesas de campaña; triste porque no salió adelante la iniciativa para bajar el recurso a los partidos políticos.

Esto de bajar el recurso a los partidos es una propuesta que desde la ciudadanía trabajé con un grupo de compañeros hace más de seis años. Por lo anterior, me duele el que se quede en la caja de espera y, por otro lado, fuera de un marco jurídico, Morena decida regresar un porcentaje elevado de recursos a las arcas públicas.

Retomo por tanto el cierre de año, pensando lo importante de considerar el que todos somos uno. Por ello es fundamental tener en mente el cuidado del otro y del medio ambiente, es decir, cuidar la casa grande donde habitamos todos. Como diría Santiago Pando, sólo alimentándonos lo más natural posible podremos tener un cuerpo y un espíritu más sanos.

(Ver su último documental, Escapando).

Ante esto, expongo mis compromisos en este campo: sacar adelante nuestro trabajo en equipo con sociedad, academia y gobierno para arbolizar la carretera de Monterrey a Cadereyta, y mitigar la contaminación que de allá viene. Modificar la ley de aguas, al igual que la de pesca, para proteger nuestros ecosistemas, que permiten que la pesca sea cuidada y nos pueda rendir mejor en términos alimenticios. Y por último, lograr promover a todos los niveles la conciencia y el actuar a favor de la salud integral de nuestra sociedad. Iniciaremos con el tema alimenticio, pasando por el descanso, vía meditación, ejercitarse para que nuestra salud emocional esté mejor, y fortaleciendo la comunicación como vía para solucionar los conflictos. Sólo así podremos bajar el estrés que tan presente está hoy en nuestra sociedad y que tanto daño causa a la pérdida de salud y vidas, ausencia laboral, entre otras cosas. Actuemos en consecuencia para poder lograr un 2020 con mejores condiciones de vida para una mayoría.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.