Las buenas de 2019
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las buenas de 2019

COMPARTIR

···
menu-trigger

Las buenas de 2019

23/12/2019

El presidente López Obrador es muchas cosas. Líder indiscutible de los suyos, adversario férreo de los otros, patriota y nacionalista, hombre de izquierda con visos de derecha, liberal con chispas conservadoras, trabajador, hombre de Estado y de familia y un largo etcétera, pero sin duda un personaje controvertido. Las noticias a su alrededor se precipitan a favor y en contra como si se tratara de dos personas. Ahora que termina el año quiero subrayar algunas cosas positivas de su gobierno, y hay muchas, aunque quizá el ruido de la política y algunas adversidades no siempre permiten apreciarlas:

El 100 por ciento del gabinete ampliado, subsecretarios y delegados federales hicieron públicas sus declaraciones patrimoniales y de interés. Se rompió el récord de sanciones.

Se redujo el gasto en servicios personales, número de plazas y se disminuyó el salario a altos funcionarios. Se redujo en 50 por ciento el gasto de publicidad del gobierno. Se eliminó el pago de seguros médicos que costaban seis mil millones de pesos anuales.

Antes sólo se podía conocer el salario de alrededor de 100 mil servidores públicos; hoy, de 1.4 millones de funcionarios federales y de 1.7 millones de maestros.

La compra consolidada se tradujo en la reducción de precios de hasta 72 por ciento en algunos medicamentos, con un ahorro de mil 741 millones de pesos (reducción de 48 por ciento respecto a la administración anterior).

El gobierno hizo cambios jurídicos para prevenir y sancionar los conflictos de interés por parte de los servidores públicos, anular contratos otorgados por tráfico de influencias, corrupción o que causen daño a la Hacienda Pública. Los servidores públicos que se separen de su cargo no podrán ocupar puestos en empresas que hayan supervisado o regulado.

Se creó la Unidad de Transparencia para rendir cuentas y promover medidas para el combate a la corrupción; transparentar el manejo de los recursos y gestionar políticas integrales contra la corrupción al interior de los centros penitenciarios.

El gobierno puso en marcha la Estrategia Nacional de Prevención de Adicciones, Juntos por la Paz, para prevenir y reducir el uso de sustancias psicoactivas en niñas, niños y jóvenes.

Para establecer un Sistema Nacional de Inteligencia, el gobierno de México continuó dotando al Centro Nacional de Inteligencia y a las Fuerzas Armadas de elementos y capacidades institucionales para prevenir riesgos y disuadir amenazas que vulneren al país. Para mejorar las capacidades tecnológicas de investigación científica en los ámbitos de seguridad pública, seguridad interior, generación de inteligencia estratégica y procuración de justicia, se creó el Portal del Informe Nacional de Seguridad dirigido a la ciudadanía y cinco mecanismos para el intercambio de información oportuna. Las Fuerzas Armadas realizaron 150 mil 271 operaciones de vigilancia con la participación de 116 mil 218 efectivos.

Se implementaron las acciones y estrategias para combatir los delitos que más afectan a la población, promover el desarrollo policial y atender los asuntos de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública. A través de la Coordinación Nacional Antisecuestro se mantuvo comunicación directa con las Unidades Especializadas del país.

Se logró el aseguramiento de un millón 160 mil 425 litros de hidrocarburo.

El gobierno ha insistido con los estadounidenses que el fenómeno migratorio es un asunto compartido, por tránsito y destino, que se resolverá atendiendo la raíz del problema con desarrollo. El secretario de Relaciones Exteriores lo ha hecho muy bien.

El Programa de Agua Potable, Drenaje y Tratamiento tuvo un presupuesto de inversión de tres mil 558.1 millones de pesos con los cuales se programan 283 acciones de agua potable; 120 de alcantarillado; dos mil 948 sanitarios rurales y 26 plantas de tratamiento de aguas residuales.

Para mitigar condiciones de vulnerabilidad se crearon diversos programas universales: Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores; Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad Permanente; Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños Hijos de Madres Trabajadoras; Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez a estudiantes que cursen los diversos niveles de educación básica, media superior y superior, en zonas indígenas o con alto nivel de marginación. El Programa Jóvenes Construyendo el Fututo otorga una beca mensual a jóvenes aprendices para que se capaciten para desarrollar habilidades técnicas y hábitos de trabajo que les faciliten su inserción en el mercado laboral.

Entró en vigor la recuperación gradual y sostenida de los salarios mínimos, con un incremento de 16.21 por ciento a nivel nacional y del doble en los 43 municipios de la Zona Libre de la Frontera Norte.

Al 31 de julio de 2019 el número de trabajadores asegurados en el IMSS se ubicó en 20 millones 385 mil 379, incremento de 306 mil 14 personas (1.5 por ciento).

El instituto ha reestructurado 49 mil 500 créditos en beneficio de los trabajadores. Se han otorgado apoyos para vivienda a 10 mil 800 familias.

En los primeros siete meses de gobierno se crearon 300 mil empleos.

Para que la gente pobre pueda cobrar la ayuda del gobierno, pueda recibir remesas y otros ingresos, así como mantener sus ahorros con rendimientos y garantías.

Se abrieron 100 universidades públicas. Reciben una beca 10 millones 90 mil estudiantes de educación básica (60 mil millones de pesos).

Las exportaciones superaron 39 mil millones de dólares, 7 por ciento más que el año pasado. En el segundo trimestre obtuvimos un superávit de cinco mil 143 millones de dólares en cuenta corriente. Se captaron 18 mil millones de dólares de inversión extranjera en los primeros seis meses del año.

Vamos bien, hay muchas cosas positivas que tenemos que extender a lo que aún falta. Sumémonos a este descomunal esfuerzo y que el 2020 sea mejor.

Me voy de vacaciones, le escribo en enero. ¡Muy felices fiestas!

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.