Salvador Garcia Linan

Sapiencia presidencial

¿Los 18 presidentes de México, considerados en la presente lista, cumplieron con las promesas que nos prometieron en el eslogan del principio de su campaña?

El autor es asesor de imagen corporativa, profesor universitario y conferecista

A lo largo de nuestra azarosa vida como país independiente, cada seis años el inefable candidato a la presidencia de nuestra agotada nación nos endilga una frase que intenta abarcar todo su repertorio político:

Francisco I. Madero

Sufragio efectivo, no reelección

Venustiano Carranza

Patria. Libertad. Constitución

Plutarco Elías Calles

El candidato revolucionario, representante de la clase media, el obrero y el campesino

Lázaro Cárdenas

México para los mexicanos

Manuel Ávila Camacho

Unidad del pueblo trabajador

Miguel Alemán Valdés

Disciplina. Unidad. Trabajo

Adolfo Ruíz Cortínez

El candidato nacional

Adolfo López Mateos

Amar a México, creer en México, luchar infatigablemente por México

Gustavo Díaz Ordaz

No hay más bandera que la de la patria

Luis Echeverría Álvarez

Arriba y adelante

José López Portillo

La solución somos todos

Miguel de la Madrid Hurtado

Por la renovación moral de la sociedad

Carlos Salinas de Gortari

Que hable México

Ernesto Zedillo Ponce de León

Bienestar para tu familia

Vicente Fox Quezada

El voto del cambio

Felipe Calderón

Para que vivamos mejor

Enrique Peña Nieto

Te lo firmo y te lo cumplo

Andrés Manuel López Obrador

Por el bien de todos, primero los pobres.

El eslogan político y el eslogan de campaña de un candidato a la Presidencia en México suelen ser una frase corta con intenciones de abarcar en ella los logros que piensa alcanzar el candidato durante su presidencia.

¿Los 18 presidentes de México, considerados en la presente lista, cumplieron con las promesas que nos prometieron en el eslogan del principio de su campaña?

COLUMNAS ANTERIORES

Veneno de plástico
¿Qué comunican AMLO y Gatell?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.