Reivindicar a la enfermería
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Reivindicar a la enfermería

COMPARTIR

···
menu-trigger

Reivindicar a la enfermería

14/01/2020

La profesión de enfermera (enfermero) la realiza una persona adiestrada para encargarse del cuidado y la asistencia de un ser humano enfermo y disponer el tratamiento de su médico. Su noble trabajo es poco reconocido, a pesar de ser la persona que percibe mejor al paciente y su evolución. En los hospitales de México este hecho adquiere más importancia, ya que suelen ser despreciadas por arrogancia de médicos.

En los hospitales las enfermeras son el medio de comunicación médico-paciente. Son un recurso vital en la recuperación de los enfermos. Aunque el diagnóstico lo determina el médico, suelen apoyarse en las observaciones que realiza la enfermera, ya que de ella depende que no se suscite algún tipo de negligencia o descuido que afecte la salud o la vida del paciente.

¿Cuál es el papel de una enfermera con el enfermo? Son diversos los roles vitales: algunas veces son el pañuelo para secar las lágrimas que brotan de los enfermos. Son un apoyo digno para sus dolencias. Su papel importante es moderar la relación médico-enfermo.

Por la prepotencia médica muy común, los enfermos no tienen confianza para hacer preguntas al doctor por miedo de recibir una respuesta déspota. Por ello hacen sus preguntas a las enfermeras para que ellas las contesten o se las comuniquen al médico.

Las enfermeras suelen tener en México a su cargo un número excesivo de pacientes y es difícil atender bien a todos. Lo peor sucede cuando por falta de personal, las obligan a trabajar turnos extra. Quienes resultan afectados son los enfermos.

La buena comunicación enfermera-paciente-familiares del enfermo tiene efectos valiosos en su recuperación. Necesitan ser escuchados sin ironía e impaciencia de los dioses de bata blanca.

Las enfermeras salvan a los médicos de cometer errores graves en medicación o tratamientos al comunicarles efectos negativos de medicinas y procedimientos.

*Conferencista en la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia. ENEO. UNAM.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.