¿Quién se enferma y cuánto?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Quién se enferma y cuánto?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Quién se enferma y cuánto?

24/03/2020

El omnipresente Coronavirus o Covid-19 no es un justo sentenciador ni un respetuoso aniquilador que otorga oportunidades iguales para todos. Para los que tienen más edad y son de sexo masculino, aumenta la probabilidad de contagiarse y de morir.

En China se llevó a cabo un estudio al respecto y se encontró que de cada cien mujeres que fallecieron, murieron 106 hombres.

Por razones médicas y por razones de salud pública los investigadores quieren “ubicar” quien tiene el mayor riesgo de ser infectado y quien tiene, por el otro lado, la mayor posibilidad de desarrollar daños severos e inclusive perjuicios mortales y mortíferos.

La vasta mayoría de los casos en China, 87% se presentaron en personas entre los 30 y los 79 años de todos los que fallecieron por el Covid-19: 72,314 fallecimientos. Esto posiblemente refleje algo relacionado con la biología más que con un estilo de vida, tales como estar en contacto directo, cercano y frecuente con otras personas.

Adolescentes y jóvenes en sus 20 años no parecen estar siendo muy contagiados por el virus en porcentajes significativos. Únicamente el 8.1% de todos los casos fueron veinteañeros, el 1.2 por ciento de jóvenes de 13 a 19 años y 0.9 por ciento fueron adolescentes más jóvenes.

The World Health Organization en su misión en China detectó que el 78 por ciento de los casos reportados se contaron con personas entre las edades de 30 y 69 años.

El efecto del sexo en el Convid-19 es menos claro que el efecto de la edad, pero en forma preliminar la información obtenida sugiere que los hombres podrían ser más susceptibles. Se encontró en promedio que, 106 hombres podrían ser más susceptibles por cada 100 mujeres, o sea, el 51 por ciento, de los casos. Para México, con respecto a todo lo comentado y experimentado, no se cuenta todavía con la información necesaria.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.