Negligencia Médica
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Negligencia Médica

COMPARTIR

···

Negligencia Médica

05/02/2019

Cualquier acción por un acto o la omisión de un médico en el desempeño de su deber y obligación profesional, se conoce como “negligencia médica”, descuido y falta de cuidado.

La “negligencia médica” ocurre cuando un médico no proporciona la atención que se espera de él y por la que se le paga, en cada caso médico que atienda, lo que resulta en una lesión, invalidez o la muerte del paciente.

La “negligencia médica” puede ser cualquier agravio o incumplimiento del contrato de atención médica o servicios profesionales prestados por un profesional de atención médica al suministrar sus conocimientos y experiencia, esto es, el grado de habilidad, atención y cuidado que se emplea y el uso de atención razonable y diligencia.

En casos de “negligencia médica”, debería ser un deber del paciente, de sus familiares y sus abogados establecer claramente que:

  1. Existía un deber que el médico le debía al paciente.
  2. Hubo una violación del deber.
  3. El incumplimiento profesional dio lugar a lesiones en el paciente.
  4. La lesión resultó en causar daños, inclusive en la muerte del enfermo.

La “negligencia médica” es el hecho de no proporcionar atención médica dental o psiquiátrica que sea necesaria para prevenir o tratar una lesión o enfermedad física o emocional grave. La “negligencia médica” puede resultar en una mala salud general y en problemas médicos agravados.

Todos hemos sido descuidados en un momento u otro. Pero ¿qué pasaría si fueras tan descuidado que causaras daño a una persona? Esto es algo que los profesionales de la industria médica deben tener muy en cuenta. El público confía en los médicos y enfermeras para que no cometan errores que podrían causarles daños y además les cobran por ellos.

Un acto descuidado puede llevar a una demanda por negligencia. Negligencia es un término que incluye descuido, conducta que carece del debido cuidado o una desviación de los estándares normales de cuidado que cualquier persona razonable usaría en el mismo conjunto de circunstancias. Por lo tanto, en palabras normales, estamos diciendo que la persona negligente tomó una acción inapropiada que una persona razonable podría haber evitado o no ejerció los cuidados adecuados para un paciente, que una persona prudente habría ejercido. En cualquier caso, se produjo un daño involuntario a la víctima que debería ser penalizado.

Fuente: USA Legal

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.