La pausa que invalida
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La pausa que invalida

COMPARTIR

···
menu-trigger

La pausa que invalida

30/06/2020

El inefable padecimiento universal del coronavirus (COVID-19) nos ha obligado a cambiar nuestras vidas, hábitos y costumbres y a darle mayor importancia, como quizás pocas veces antes lo habíamos hecho, a nuestra salud y a nuestra sobrevivencia. Tenemos pánico de contagiarnos y de morir. Es posible poder asegurar que un porcentaje alto de todos nosotros, llevamos más de cien días en confinamiento riguroso.

El hecho real es que “vivimos” una pandemia en México (y en el mundo), donde el sobrepeso y la obesidad son factores que llevan a la muerte. Se ha analizado que: “la obesidad es una condición de ser obeso”. Se observa cuando, “el peso del cuerpo se ha incrementado, causado por una excesiva acumulación de grasa, usualmente del 20 al 30 por ciento más que el peso recomendado a una persona a la que llegamos a nombrarla como normal”. The American Heritage.

La investigadora Ana Lilia Rodríguez, de la Facultad de Medicina de la UNAM, ha mencionado que “la obesidad lleva a otras enfermedades como la diabetes tipo 2, el cáncer y padecimientos cardiovasculares”.

Aun así, llega a ser comprensible embotellar y vender refrescos de cola, por tratarse de una forma de hacer negocios y hacer más ricos a los accionistas. Trabajé dos años como Ingeniero Industrial y de Sistemas en el área de Producción, un año en Aseguramiento de la Calidad y dos años en Mercadotecnia en una cadena franquiciadora estadounidense con docenas de embotelladoras de refrescos de cola azucarados y con cafeína, en todo México.

Por mis observaciones y mi experiencia en embotellado y dosificación de refrescos de cola, en una ocasión preparé y envié un análisis completo donde les indicaba a los ejecutivos en Estados Unidos que, “a mi juicio, la cantidad de azúcar en cada botella de refresco de cola de 355 mililitros (12 onzas, como le llaman), era alta: poco más de 40 gramos”. Casi cinco meses después recibí una respuesta seca y lacónica: “Así es la fórmula y así se seguirá embotellando”.

Ahora, en 2020, tenemos dos problemas en el mundo: bebidas azucaradas, con cafeína y embotelladas en botellas de plástico no-retornables y Comida Chatarra. Ambas son un riesgo para la salud de las personas y la sobrevivencia del planeta Tierra.

¿Cuál es el efecto del azúcar en la salud? La investigadora de la UNAM, Marcia Hiriart, exdirectora del Instituto de Fisiología Celular, recalcó que “ella y sus colaboradores han estudiado el efecto del azúcar en la salud, utilizando un modelo animal”. (Continuará)

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.