Epidemia de obesidad en México
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Epidemia de obesidad en México

COMPARTIR

···
menu-trigger

Epidemia de obesidad en México

19/05/2020

Es angustiante que la “epidemia de obesidad” que padece el país desde hace varios años, tenga una relación y una consecuencia tumultuosa y mortal con la pandemia del nuevo e insólito Covid-19.

En México desde hace varios sexenios, con la fingida ignorancia de gobiernos que protegen marcas de bebidas, refrescos azucarados y alimentos chatarra ultraprocesados para el desayuno de los niños, ha ocasionado que desde antes de la primaria no haya existido una preocupación constante por la obesidad y el sobrepeso en los menores de edad, haciéndolos candidatos casi seguros a enfermedades crónico-degenerativas a una edad temprana.

Con la llegada de China del coronavirus, existe una grave consecuencia: la obesidad y el sobrepeso, junto con la hipertensión arterial, la diabetes y el tabaquismo, son factores que complican y provocan la muerte por el coronavirus.

En México, en forma irresponsable no se enfrenta ese problema de salud y el coronavirus mostró la gravedad por una creciente y penetrante crisis: la obesidad. “Obesidad es la condición de ser obeso, en donde el peso del cuerpo ha aumentado por la excesiva acumulación de gordura, usualmente del 20 al 30 por ciento más que el peso individual recomendado para una persona”. American Heritage.

Desde niños hasta la adultez y ancianidad se protege en nuestro país, se ampara y se induce, con una publicidad millonaria y fastidiosa el consumo de refrescos generosamente azucarados (41 gramos de azúcar en cada presentación de 355 mililitros), en botellas de material plástico no-retornables, papas y charritos fritos, golosinas, pastelitos, cereales para el desayuno, en cuyas presentaciones no se indica la cantidad de azúcar que contiene, postres saturados de azúcar y comida chatarra.

Más del 40 por ciento de los mexicanos son considerados obesos. (Gordos). Las tasas de obesidad de los niños y jóvenes se han incrementado en las últimas décadas, exponiendo ahora, en primer lugar, a más personas en peligro de muerte. Por el coronavirus aumentó el riesgo, lo estamos viendo. Son muchas muertes penosas por la obesidad.

Una nota en el diario La Jornada del 7 de marzo de 2020 apuntaba que “en México, más del 70 por ciento de la población padece obesidad y sobrepeso”. La esperanza de vida está disminuyendo, agravándose además por el coronavirus. Por ello se considera que la generación que viene va a vivir menos debido a padecimientos relacionados con la pobre y deficiente alimentación, así como la diabetes (otra causa de muerte fulminante por el coronavirus) y las enfermedades cardiovasculares en edades más tempranas

Ahora, con el Covid-19, la realidad mortal de la obesidad en México se agravó en forma dolorosa.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.