El dolor de ser anciano en México
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El dolor de ser anciano en México

COMPARTIR

···
menu-trigger

El dolor de ser anciano en México

10/03/2020

La población de los adultos de 65 años y mayores crece en México, sin embargo, su salud y su seguridad financiera se tornan cada vez más difíciles.

¿Cuáles tendrían que ser los ingresos para que una persona mayor de 65 años se mantenga en forma independiente y pueda afrontar los costos por día de existir, viviendo en su propia casa? El costo tendría que ser más alto si tuviera que vivir en una casa o departamento pagando renta.

En Estados Unidos, para el año 2019 determinaron el ingreso promedio de US $25,416 que se tendría que pagar una persona anciana con casa propia y US $36,208 para vivir en una casa rentada.

En México no se ha calculado cuánto tendría que percibir un adulto mayor de 65 años para vivir con dignidad, permanecer independiente y gozar de seguridad económica, lo cual implica: el nivel de ingreso con el cual una persona anciana pueda cubrir sus necesidades básicas de salud y las necesarias para vivir sin el apremio de tener que acudir a préstamos o a ayudas de sus familiares.

En la lista de necesidades para un adulto mayor de 65 años, deben estar presentes los gastos del hogar y de los cuidados de la salud, incluyendo tratamientos y medicamentos que deben considerarse como parte de sus necesidades.

En México los gastos para mantener una buena salud son prohibitivos para un porcentaje muy alto de ancianos, sobre todo para las personas mayores de 70 y 80 años, quienes suelen carecer de recursos para permitirse una salud y un bienestar aceptables.

¿Quién cuida a los ancianos, los protege y ve por su salud? En México nadie. La mayoría sobrevive en condiciones precarias en las cuales su alimentación y el cuidado de su salud que “reciben” en congestionados servicios médicos públicos, sin la atención ni el respeto a su edad. Ni paciencia, ni tratamiento digno, ni los medicamentos necesarios que requieren. (Me refiero al IMSS donde murió mi padre de 84 años por grave error médico en el hospital Magdalena de las Salinas).

México ha fracasado por completo en crear un soporte humano básico para los mexicanos más ancianos. ¡Ni un anciano explotado más! ¡Basta de impunidad por el criminal maltrato a ancianos en México!

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.