Daño involuntario a tu salud
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Daño involuntario a tu salud

COMPARTIR

···

Daño involuntario a tu salud

01/10/2019

La revista especializada “JAMA Internal Medicine”, establece que “las personas que beben tres vasos diarios de bebidas azucaradas -500 mililitros o medio litro-, presentan un riesgo de muerte prematura, 17% mayor que los consumidores ocasionales que beben un vaso de bebida azucarada al mes, como mucho”.

En el estudio mencionado también se analizan las bebidas azucaradas con edulcorantes artificiales, “pero aún no podemos saber si el consumo de refrescos ´light´ aumenta la mortalidad prematura”.

El “Dietary Guidelines for Americans” recomienda que la cantidad de azúcar agregada no sea mayor que las calorías que se consumen diariamente.

“The Amercian Heart Association” advierte que un límite estricto de azúcar agregada para niños menores de dos años es no consumir productos, bebidas, jugos, golosinas y refrescos con azúcar agregada.

Para limitar el dañoso consumo de refrescos y bebidas con azúcar agregada (y peor en botellas de plástico de un solo uso), se recomienda tomar en su lugar un vaso de agua fría o con hielo. Se estará eliminando azúcar del cuerpo sin comprometer los nutrientes que se necesitan.

El azúcar es un hidrato de carbono. Azucarar es el acto de impregnar, sin ninguna medida o control una cantidad de azúcar para endulzar comidas, bebidas y medicinas para mejorar su sabor y hacerlas más agradables. La costumbre común de ingerir bebidas azucaradas, postres y golosinas es llegar al extremo de ser afectados por los edulcorantes agregados a todo lo que consumimos.

¿Sabes qué cantidad de azúcar consumes todos los días?

Si eres una persona como la gran mayoría de los habitantes del mundo, muy probablemente tú y tu familia están consumiendo más azúcar de la que necesitan, agregándola a todas las comidas y bebidas. El azúcar agregada aumenta el número de calorías, sin agregar nutrientes.

Existe una fuerte evidencia que señala que existe una relación directa entre la cantidad de azúcar agregada que se consume y la obesidad, diabetes, enfermedades circulatorias, males digestivos y Parkinson.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.