Pero Humberto Moreira no es corrupto…
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pero Humberto Moreira no es corrupto…

COMPARTIR

···
menu-trigger

Pero Humberto Moreira no es corrupto…

29/01/2020
Actualización 29/01/2020 - 9:50

En tiempos de Humberto Moreira se tramitaron con papeles apócrifos al menos 5 mil millones de pesos en deuda para el estado de Coahuila. Pero él no es corrupto.

Javier Villarreal, jefe de Finanzas de Humberto Moreira, se declaró culpable en Estados Unidos por lavado de dinero que extrajo del erario de Coahuila, pero Humberto Moreira no es corrupto.

En 2017, un empresario de pavimentación, conocido como 'El Rey de los Dragones', confesó en una Corte de Texas que en los años de gobierno (es un decir) de Humberto Moreira, le mandaba maletas con miles de dólares en efectivo al entonces gobernador, a cambio de contratos. Ese empresario también se declaró culpable. Pero HM no es corrupto.

Para irse de presidente del PRI, Humberto Moreira dejó en la gubernatura de manera interina a Jorge Torres López, su secretario de Desarrollo Social y también de Finanzas; Torres López acabó siendo extraditado a EU, con cargos por lavado de dinero relacionados con desvíos de recursos del periodo de Humberto Moreira. Pero éste no es corrupto.

Los Zetas controlaban el penal de Piedras Negras en tiempos de Humberto Moreira, ahí mataban y quemaban gente, pero el exgobernador no es corrupto.

En años de Humberto Moreira, ese grupo criminal –Los Zetas, no empiecen– extendió desde Piedras Negras sus tentáculos hasta el sur y el oeste de Coahuila, llegando a La Laguna; eso constituye el antecedente de la matanza de Allende, que ocurriría apenas semanas después de que Moreira dejara el poder. Pero él no es corrupto.

Humberto Moreira salió de la presidencia nacional del PRI luego del escándalo por la megadeuda que, se descubrió, había dejado en Coahuila: más de 30 mil millones de pesos. Pero él –no se vayan a confundir– no es corrupto.

Sólo la mitad del destino de la megadeuda fue acreditado ante la Auditoría Superior coahuilense y las calificadoras de crédito, pero él no es corrupto.

De esos más de 30 mil millones de pesos de deuda, alrededor de 10 mil millones fueron solicitados en un solo año: 2010, periodo que coincide con triunfos priistas en gubernaturas. Es mera casualidad, y no un indicio de corrupción, que luego Humberto Moreira haya llegado a la presidencia del tricolor.

Las autoridades de España detuvieron a Humberto Moreira ante la sospecha del origen de fondos que no había declarado. Pero él no fue encontrado corrupto.

Después de este apretado resumen de algunas de las curiosas situaciones que caracterizaron la gestión de Humberto Moreira y/o a sus colaboradores, no se les vaya a ocurrir decir que ese político desprende 'el hedor corrupto', como lo hizo en enero de 2016 mi paisano y admirado colega Sergio Aguayo Quezada.

Porque, si en pleno ejercicio de su libertad de expresión, y en afán de informar, alguno de ustedes publicara eso del hedor ligado a Humberto Moreira, correría el riesgo de ser demandado por ese señor. Y peor: corren el riesgo de que haya jueces y magistrados que quieran quitarles diez millones de pesos para dárselos a Humberto Moreira, por “daño moral”. No se rían.

Quién fuera como esos jueces y magistrados, a quienes no indignan (entre otros) hechos de corrupción probados en tiempos de Humberto Moreira, pero sí una columna de análisis y opinión.

Por eso México nunca terminará de salir del mar de impunidad que lo ahoga. Mientras jueces y magistrados se rasguen las vestiduras por una descripción de tres palabras y no por desfalcos multimillonarios, los corruptos, se llamen como se llamen, saben que cuentan con el sacrosanto Poder Judicial, donde tampoco, líbreme Dios, hay corruptos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.