Abisalud, fundador (convenientemente) olvidadizo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Abisalud, fundador (convenientemente) olvidadizo

COMPARTIR

···

Abisalud, fundador (convenientemente) olvidadizo

24/05/2019

Abastecedora de Insumos para la Salud, mejor conocida como Abisalud, es una empresa que en los últimos siete años ha facturado contratos gubernamentales por más de dos mil millones de pesos. Tan solo en 2019 ya vendió 164 millones a la administración del presidente López Obrador.

¿De quién es Abisalud? Del último movimiento consignado en el Registro Público de Comercio se desprende que 50% de las acciones están en manos de José Hiram Torres Salcedo, colaborador de tiempo atrás del superdelegado del gobierno federal en Jalisco, Carlos Lomelí.

Abisalud ha cobrado fama esta semana luego de que las reporteras Laura Sánchez y Valeria Durán revelaran que es la empresa más importante, de un grupo de nueve, que han sido operadas por colaboradores y familiares de Lomelí, quien a su vez reconoce en su 3de3 que tiene intereses sólo en cuatro de esas compañías farmacéuticas.

Lomelí ha negado tener relación con Abisalud. Desde hace tiempo han surgido señalamientos en ese sentido, pero el hoy superdelegado rechaza tales versiones. Sin embargo, el lunes pasado las ya citadas reporteras dieron a conocer documentos públicos que prueban que Abisalud ha reportado a autoridades que puede recibir notificaciones en Chicle 205, en Zapopan, predio que pertenece (según otros documentos exhibidos por las periodistas) a Lomelí. En ese mismo lugar, por cierto, se ubica Lomedic, empresa del funcionario morenista.

Tras conocerse el reportaje Lomelí rechazó de nueva cuenta que tenga relación con Abisalud o las otras cuatro empresas de la red manejada por sus parientes y colaboradores. Lo hizo sin dar explicación alguna. Las reporteras le habían pedido, por cierto, una entrevista desde el viernes pasado, previo a publicar su investigación. No tuvieron respuesta.

Pero no fue el único que rechazó lo que muestran los documentos. José Hiram Torres Salcedo, fundador de Abisalud, hizo lo propio. En declaraciones el martes a la radio de Guadalajara dijo que había vendido sus acciones en 2015, antes de ingresar a la política (gracias a Morena forma parte del cabildo de Zapopan, donde por cierto estuvo en la Comisión de Salud).

Las reporteras buscaron entonces a Torres Salcedo, quien les dio una entrevista telefónica para hablar de la empresa que fundó en 2009.

Sus respuestas son, por decir lo menos, singulares: llenas de huecos, evasivas y desmemoria:

-¿A quién le vendió las acciones?

-Pues viene en el acta, yo no puedo revelar nombres sin preguntarles, porque eso no es ético de mi parte.

-¿Las empresa Abisalud tuvo sus oficinas en Chicle 205?

-Es que mira, insisto, mi sección era la comercial. Era el acuerdo con mi socio. Toda la parte relaciona con lo administrativo, fiscal y contable, etc., lo llevaban otras personas.

-Usted era el propietario, ¿cómo propietario nunca le notificaron el domicilio?

-Sí, pero obviamente en una sociedad tú tienes confianza en tus socios.

-¿En dónde estaba la dirección oficial de Abisalud? ¿En dónde iba a trabajar con su gente, sus empleados?

-Yo trabajaba en la calle y mucha gente ayudaba hasta desde su casa.

-Es una empresa de siete personas, que en los últimos siete años ha recibido más de 2 mil millones de pesos en contratos públicos y ¿nos dice que trabajaban en la calle y nunca estuvieron en una oficina física, al menos que usted recuerde? ¿O al socio fundador, que es usted, jamás se le notificó dónde trabajaban?

-Lo que yo no quiero decir es donde teníamos contratos o no, porque eso yo no lo sé.

-¿Recuerda haber ido alguna vez a las oficinas de Chicle 205?

-Hay una terraza, he ido a eventos. Insisto, soy amigo de la familia (...) En 205 hay un edificio y tengo entendido que tiene labor de diferentes sentidos para el corporativo. Entonces evidentemente alguna vez fui, también he ido a Lomedic varias veces y no le veo como que alguna vinculación por eso.

Hasta ahí extractos de la versión de Torres Salcedo.

Entonces, tenemos a un socio fundador que no sabe decir cómo es que su empresa, al menos suya en el papel hasta 2015, daba a instancias oficiales la dirección de una propiedad de Carlos Lomelí para recibir notificaciones.

Horas después, las reporteras consiguieron otro documento, uno que confirma que, en efecto, Torres Salcedo ya no es accionista de Abisalud. Sin embargo, lo llamativo del caso es que cedió su paquete accionario a Juan Carlos Tadeo Martínez, quien ya era comisario de esa empresa, pero que es, sobre todo, el representante legal de las cuatro compañías farmacéuticas de…. adivinaron: Carlos Lomelí.

Un dato más sobre Tadeo Martínez. Está casado con una diputada local por Morena en el Congreso de Jalisco.

Así que Abisalud, que ha recibido 164 millones de pesos de AMLO, tiene como dueño oficial a alguien ligado vía matrimonio con una diputada de Morena y es amigo del superdelegado morenista Carlos Lomelí.

Parece que algunos van a tener que dar respuestas, y no suena a que podrán alegar amnesia.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.