¿A Pemex y a Sedena les gusta que les roben?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿A Pemex y a Sedena les gusta que les roben?

COMPARTIR

···

¿A Pemex y a Sedena les gusta que les roben?

08/02/2019

El lunes se dio a conocer un reporte interno de Petróleos Mexicanos que alertaba sobre irregularidades en el destino de gasolina que Pemex dona a estados y dependencias gubernamentales, entre ellas la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Fechado en 2015 y elaborado al interior de la Dirección Corporativa de Operaciones de Pemex, el reporte de nueve páginas, revelado por Grupo Milenio y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, llamaba la atención sobre irregularidades que podrían ascender a más de mil millones de pesos anuales.

Transcribo en seguida una parte sustancial del reporte.

En la introducción se lee que se hizo una “Revisión de los controles volumétricos de las estaciones de servicio abastecidas por el Sistema de Transporte Minatitlán-México. Periodo: marzo a junio 2015”:

-Sobresalen cuatro ES (estaciones de servicio) que forman parte del “GRUPO TECPEX S de RL de CV” entre las ES con mayor incidencia negativa en los criterios aplicados.

-Estas 4 ES, siempre han pertenecido al “CONSORCIO GASOLINERO PLUS SA de CV”, con la salvedad del periodo comprendido del 13/nov/2013 a 06/ago/2015, en que estuvieron registradas a favor de “Grupo Tecpex”.

-El Consorcio Gasolinero Plus forma parte del “GRUPO HIDROSINA PLUS (155 ES aprox.). De las cuales, 40 se abastecen del sistema bajo diagnóstico.

-Conforme a la revisión de los controles volumétricos de las 4 ES de Grupo Tecpex, se identifica la recepción en tanques de combustible no facturado por Pemex, amparadas en el acuerdo de donación Convenio Pemex-Sedena 2013-2015.

-Desde agosto de 2013 a la fecha, las 4 estaciones han recibido de Pemex más de 22.6 millones de litros de gasolina, igual a 50 a 60 autotanques de 20,000 litros mensuales.

En la siguiente lámina, se exponen los “Hallazgos”:

a. La revisión de las salidas en los dispensarios de las estaciones de servicio de Grupo Tecpex, arrojó un patrón de ventas al público, con la mayor parte de ventas en 30, 50, 100, 150 y 200 pesos; no de entrega a una institución, lo que daría salidas de 40 o más litros y ventas de más de 500 pesos.

b. De acuerdo con la información proporcionada por personal militar de la SSE, es muy probable que este producto no llegó a la Sedena.

c. Se detecta que las estaciones E00008, E00333, E00104, E00076, E03317, E00059 y E00097 del Consorcio Gasolinero Plus S.A. de C.V., en el Distrito Federal, La E02797 Servicio Jardines del Pedregal y E04770 Operadora de Miniestaciones Combuserv, S.A. de C.V., en La Paz, Estado de México, están recibiendo gasolinas y diésel a partir del 2014, amparadas en otras donaciones…

Y en la tercera página, se hace la siguiente “Recomendación”:

Premisa:

Probable uso de convenios de donación (ejemplo: Sedena y Estado de México), para sustraer producto de Pemex y realizar un desvío del producto hacia fines diferentes al de los donativos autorizados.

Recomendación:

Se recomienda revisar los convenios de donación y verificar que estén llegando a los destinos correctos, ya que si no hay supervisión en la asignación y seguimiento a la dotación de los donativos, se puede tener un quebranto de más de 1.125 miles de millones de pesos en lo que va de 2015.

En otra lámina, el reporte pone en colores distintas gasolineras, de Tecpex y de Hidrosina, donde se detectan “desvíos”. En rojo aparecen aquellas con más de 300 mil litros desviados: cuatro de Tecpex y cuatro ligadas a Hidrosina.

En sus primeros 70 días de gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dejado muy claro que le puede particularmente el robo a Petróleos Mexicanos. Y en sus conferencias mañaneras ha dicho que Pemex sabía que le robaban, el problema –sostiene el mandatario– es que “sonaban y sonaban las alarmas” y nadie atendía esa alerta.

Todo indica que el informe revelado el lunes es una de esas alarmas no escuchadas. Pemex sabía, al menos por ese reporte, que millones de litros de gasolina y diésel donados estaban en riesgo de ser utilizados por alguien que no era la Sedena.

Si lo supo Pemex, ¿quién más lo supo? Si la Sedena (porque la SSE mencionada párrafos arriba era ni más ni menos que la Subdirección de Salvaguardia Estratégica –SSE–, encabezada por el general Eduardo León Trauwitz).

¿Será que al Pemex de entonces le gustaba que le robaran? ¿Será que a la Defensa de entonces le daba lo mismo que le huachicolearan su gasolina, obtenida por medio de un donativo oficial?

Pero eso fue en 2015… mucha gasolina ha corrido bajo el puente (o fuera de los ductos). La pregunta es si al actual gobierno le da lo mismo que hace apenas cuatro años el reporte sobre Tecpex e Hidrosina alertara que esos donativos de gasolina se evaporaban. ¿Esa alarma será escuchada? ¿Será investigada?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.