La Feria

MC, ¿la única oposición?

PAN, PRI y PRD traicionaron sus compromisos con la ciudadanía que se ha manifestado para rechazar los planes del oficialismo por socavar las instituciones electorales.

Mientras PAN y PRI acumulan desprestigio, Movimiento Ciudadano tiene frente a sí un panorama distinto, casi halagüeño. MC puede decir que con lo visto en estas semanas gana legitimidad su apuesta de irse por la libre, de no sumarse a la coalición opositora, de plantearse como la única oposición verdadera y viable.

Si no fuera porque las semanas acumulan escándalos casi por día, los partidos Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática y Acción Nacional seguirían en la hoguera por su antidemocrática ocurrencia de sumarse a Morena en la pretensión de dar un caballazo al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Esas tres fuerzas políticas traicionaron sus compromisos con la ciudadanía que se ha manifestado de manera masiva en estos meses para rechazar los planes del oficialismo por socavar las instituciones electorales.

El hecho de que no haya prosperado su alianza con Morena para maniatar a los magistrados no hace menos grave, ni menos preocupante, que siquiera se lo hayan planteado.

En ese bloque no estuvo Movimiento Ciudadano, que se manifestó sin reservas en contra. Al no sumarse a la intentona, MC encareció a priistas y panistas su traición a la moratoria constitucional que ellos mismos habían decretado. Tanto a favor de los naranjas, que pueden ahora denunciar la doble cara de azules, amarillos y tricolores.

Y esa polémica no había terminado de acallarse cuando la semana pasada el PAN de nueva cuenta llegó a las primeras planas y no por buenas razones.

La detención de uno de sus operadores clave en la alcaldía Benito Juárez, capturado en la frontera, vuelve a poner sobre la mesa la presunta corrupción de panistas ligados a Jorge Romero, en términos reales número dos del partido que tiene más legisladores en el Congreso y más gobernadores de oposición.

Y a la par de tan vistosas noticias, una encuesta de Reforma y MCCI dio cuenta de que el PRI es el partido con peor imagen.

Ese es el contexto de la oposición a poco más de 13 meses de la elección presidencial.

Bueno, de parte de la oposición, porque Movimiento Ciudadano dio de qué hablar no sólo por su renuencia a golpear a los magistrados electorales sino por el acierto de, venciendo resistencias del gobierno, invitar al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, a una sesión virtual en San Lázaro.

Desde antes de 2021 MC planteó que era un error ir en coalición con los otros partidos. Su líder, Dante Delgado, insistía en que la mejor estrategia era que cada fuerza política cultivara a sus respectivos simpatizantes para que se llegara con potencia, cada cual por su lado, a las distintas citas electorales.

El veracruzano creía que sólo así, y con un acuerdo con liderazgos sociales de todo tipo, se podría hablar de una alianza electoral en 2024 que tuviera viabilidad. Dicho de otra forma, que aliarse desde 2021 supondría dejarle al oficialismo la posibilidad de enfrentar a un solo adversario, de plantear competencias binarias, de mermarlos a todos.

La alianza opositora se fue por su lado y MC por el suyo con resultados mixtos para ambos. Pero en el marco de la elección del Estado de México los naranjas denunciaron al PRI de tener acuerdo con Morena: ésta dejaría ganar a aquel Coahuila, según Delgado.

Esa denuncia hace impensable que, tras la elección del 4 de junio, MC quiera ligarse al PRI. Igual fue plan con maña de los naranjas, para presentarse de una vez por todas como la única oposición que no cargará con el desprestigio de los tricolores ni de los panistas. Igual y le sale.

COLUMNAS ANTERIORES

Por la verdad histórica y la verdad jurídica
Las pensiones, pecados de forma y fondo

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.