Paridad
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Paridad

COMPARTIR

···

Paridad

10/04/2019

En enero de 2014 se elevó a rango constitucional el principio de paridad de género, con lo cual se avanzó en la lucha por la igualdad, base de nuestra democracia. La paridad es un principio constitucional que destierra discriminación y sustituyó la política de acciones afirmativas o cuotas. En principio solo se aplicó a la obligación de los partidos políticos de postular igual número de hombres y mujeres en las candidaturas para conformar el Congreso de la Unión, es decir, Senado y Cámara de Diputados, y en Congresos Locales.

Pese a ser una disposición constitucional, los partidos alegaron autonomía en el método de selección de candidatos y otros argumentos sobre competitividad, falta de mujeres capaces y otros muchos para evadir cumplimiento. Sin embargo, el INE emitió lineamientos para cubrir paridad y negó registro de candidaturas si no se cumplía con este aspecto. Así los partidos modificaron sus propuestas en 2017. Ya desde 2011 la agrupación Mujeres en Plural que lucha por los derechos políticos de las mujeres obtuvo la sentencia 12624 del Tribunal Electoral del Poder Judicial que evitó la práctica de las llamadas “juanitas”, que seguían los partidos para registrar una mujer como propietaria y un hombre como suplente para después separar a la mujer electa y sustituirla por el hombre.

Tras la adopción de la paridad aún hay resistencias. La SCJN en 2015 aplicó el principio de paridad a los cabildos por ser órganos colegiados, al igual que los Congresos, y así los partidos en sus planillas tuvieron que postular igual número de hombres y mujeres. Lograr la paridad en municipios ha sido complicado, y Mujeres en Plural ha pugnado por que se aplique a las candidaturas a Presidencias Municipales para que se postulen igual número de hombres y mujeres.

El TEPJF ha emitido jurisprudencia en el sentido de aplicar la igualdad sustantiva y sostener el principio de paridad en dos vertientes: la vertical, igual número en planillas; y la horizontal, igual número de candidaturas a cada género. Mujeres en Plural y diversas organizaciones feministas han promovido juicios para lograr este avance. Hay incluso contradicciones de tesis entre la SCJN y el TEPJF que pronto habrá de resolverse esperamos a favor de la paridad en las dos vertientes, vertical y horizontal. Por lo pronto en 26 Estados de la República ya se ha adoptado el principio en sus Constituciones, leyes y en lineamientos de los Órganos Electorales Locales por lo cual se ha incrementado el número de mujeres Presidentas Municipales de menos del 5% a 27%.

Las senadoras Martha Lucía Micher y Kenya López han presentado iniciativas para ampliar la paridad en el artículo 41 constitucional. Tras debates hay un pre dictamen que la incorpora para los Tres Poderes de la Unión, los Órganos Autónomos, Estados y Municipios, lo que representa un nuevo avance en la lucha por la igualdad. Mujeres en Plural ve con agrado esta propuesta aún en revisión, espera se apruebe y ha planteado se incluya en el dictamen la propuesta de modificar el 115 constitucional para afianzar la paridad horizontal en Municipios ya que aún continúan controversias, juicios y descalificaciones y se genera violencia de género.

Al efecto MP ha dialogado con todos los grupos parlamentarios para empujar a que la aprobación sea unánime, pues como reforma constitucional requiere de mayoría calificada. Hay aún algunos temas de controversia, entre otros usos y costumbres de comunidades indígenas, que deben tener un tratamiento específico. Pero somos optimistas en que avancemos por la vía legislativa para fortalecer la paridad y los derechos políticos de las mujeres.

Porque hasta la fecha, hemos registrado más avances por la vía jurisdiccional, a través de sentencias en el TEPJF y en la SCJN, proceso que es complicado y lleva tiempo, requiere pruebas, alegatos, tiene costos, y no todas las mujeres tienen acceso. Estamos optimistas en que ahora si el Legislativo tome la delantera y nos ahorre tiempo, dinero y esfuerzo para consolidar la igualdad. La respuesta que hemos recibido de los distintos grupos parlamentarios alienta nuestra confianza.

Este asunto aporta a la lucha de las mujeres, hoy agraviadas por distintas causas al recortarse programas que las protegían para acceder a mejores condiciones de vida, con su hijos y para combatir abusos, violencia y procurar cuidados. La visión de género en el diseño de políticas pública es una buena apuesta para todos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.