Paquete Económico
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Paquete Económico

COMPARTIR

···
menu-trigger

Paquete Económico

20/12/2018
Actualización 20/12/2018 - 11:39

AMLO presentó a través de Carlos Urzúa, SHCP, su propuesta para el año fiscal 2019. En términos generales cumplió con un superávit primario de 1 por ciento y un manejo responsable de la deuda. No subieron tasas ni de ISR, ni de IVA, ni se redujo el IEPS, aunque subirá el TUA para garantizar pago de bonos de una obra cancelada, el NAICM. Los mercados recibieron bien la noticia y se estabilizó el tipo de cambio.

Hay responsabilidad en el manejo de las finanzas públicas, aunque la reorientación del gasto fue muy importante para lograr cumplir con las prioridades de AMLO y golpea a varios sectores que hoy alzan la voz. Las primeras afectadas fueron las universidades públicas. Si bien el gasto en educación creció, fue a causa de las becas y las nuevas universidades que se impulsan en zonas marginadas. No conocemos a ciencia cierta en que consistirá este nuevo enfoque pero afectar a las actuales universidades públicas provocó un gran rechazo y probablemente originaría la primera protesta nacional de gran calado contra el gobierno. Así las cosas, se va a enmendar el Presupuesto y reducir el impacto pues las universidades ya sufren carencias y rezagos.

Hay varios sectores afectados como el de cultura que ya protesta también ante los medios, muchos artistas que apoyaron a AMLO están sorprendidos porque esperaban un gran impulso. En ciencia y tecnología el recorte es también fuerte y afectará al sistema nacional de investigadores. Las organizaciones de la sociedad civil resienten la eliminación del Programa de Coinversión Social. En los temas de género las feministas estamos también impactadas por el reordenamiento al anexo 13 que anula la transversalidad. Ni que decir del recorte al campo.

En general AMLO redistribuye el gasto y lo orienta a sus programas de asistencia social. El énfasis está en reducir la brecha entre pobreza y riqueza, aunque muchos lo aprecian como un esfuerzo por crear y mantener clientelas electorales. Lo cierto es que la preocupación que vislumbró la enfoco en dos aspectos principales.

El primero es el ingreso. Ante la reducción de impuestos en la zona fronteriza, la caída será mayor a lo calculado pues muchos moverán su domicilio fiscal. En general el crecimiento se aprecia en 2 por ciento, pero dadas las actuales condiciones, puede ser apenas de 1 por ciento, lo que también impactará recaudación. La negociación de los bonos del NAICM y el costo que tendrá también generará impactos aún sin definir, y si sigue la devaluación del peso se incrementará el pago de la deuda. En fin, mi primera inquietud es si habrá suficiente recurso en caja para fondear el Presupuesto o si vendrán más recortes y a que rubros.

El segundo tiene que ver con el enfoque social. Me parece loable que AMLO busque cerrar brechas, pero no aprecio un proyecto de construcción nacional. Aún falta por redactar el Plan Nacional de Desarrollo que seguramente hará las definiciones, pero el actual Paquete Económico no contiene un rumbo de hacia que tipo de país vamos y cómo se insertará en el mundo. Los rubros de promoción y relaciones exteriores también se ven muy afectados.

Cierto que hay proyectos. El tren maya es una visión de desarrollo regional más acorde al siglo XIX que a los tiempos actuales. Su rentabilidad no se ha demostrado. Ni social, ni económicamente. La conectividad por tren de la región no necesariamente hará más eficiente la economía. El proyecto de la conexión transítsmica y de las zonas económicas, de gran potencial económico, cuenta con pocos recursos. El aeropuerto de Santa Lucía no podrá incrementar capacidad para un crecimiento acorde a lo requerido. La construcción de refinerías no aportan al desarrollo energético del país, pues serán costosas y no necesariamente refinar nuestro petróleo provocará economías.

De hecho hay más una visión de nostalgia al pasado que de mirada al futuro. La globalización, las nuevas tecnologías de la información, las sociedades del conocimiento; las nuevas energías limpias y renovables están marcado a la humanidad. La movilidad abandonará en unas décadas los vehículos actuales. Muchas profesiones cambiarán o desaparecerán. La educación a distancia derriba barreras. La integración económica con EU, Canadá y otras naciones para generar cadenas productivas está en marcha. Estos retos están ausentes del Paquete Económico. Aún cuando el gasto se dirija a ayudas y apoyos, no hay claridad en el rumbo del país, ni del crecimiento económico para sostener el gasto.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.