Normalidad y 2 millones
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Normalidad y 2 millones

COMPARTIR

···
menu-trigger

Normalidad y 2 millones

14/05/2020
Actualización 14/05/2020 - 14:21

AMLO anunció la estrategia de reapertura de actividades sociales, escolares y económicas, justo un día después del índice más alto de muertos por Covid-19. Dice son cuatro ejes: 1. Privilegiar la salud y la vida; 2. Solidaridad con todos y no discriminación; 3. Economía moral y eficiencia productiva; y 4. Responsabilidad compartida (pública, privada y social). Si usted los entiende, después me los explica.

Creó un sistema de semáforos del rojo al verde, donde el verde reanudará actividades el 18 de mayo en municipios donde no hay contagios. Duda: ¿se han aplicado pruebas? El primero de junio se quitarán medidas restrictivas a nivel nacional, por lo que del 18 al 31 de mayo se prepararán los centros de trabajo, capacitación y protocolos, readecuación de procesos productivos y filtros al ingreso y a la salida. ¿Con qué recursos se podrá realizar? El primero de junio las medidas de confinamiento se terminan, pero si el semáforo está en rojo continúan con excepción de actividades esenciales, y si está en naranja, reinician algunas no esenciales. Cuando esté en amarillo se reabrirán algunos espacios públicos como iglesias, cines, teatros y restaurantes con medidas de seguridad. Duda: ¿se harán pruebas para semaforizar adecuadamente?

Desde luego habló de la nueva normalidad, que no es normalidad, lo cual sabemos porque mientras no haya vacuna, todos estamos expuestos al contagio, pero no tenemos claro si se aplicarán pruebas. Desde luego el plan no incluye ni las propuestas del CMHM, ni de los gobernadores del PAN, ni acepta la línea de crédito del FMI para salvar micro y pequeñas empresas de la quiebra. No hay suficiente liquidez, ni apoyos para retomar empleo y planta productiva.

El IMSS informó que se perdieron más de 550 mil empleos formales en abril. Su director, Zoé Robledo, señaló que los perdidos fueron de salarios más bajos, o sea, habrá más pobres. AMLO marcha bien con el "primero los pobres", hay más cada día. Pero estima que cuando se reanude la industria de la construcción y de los servicios, muchos se recuperarán, la duda es: ¿y la demanda, de dónde saldrá? Pero si se considera también marzo, la pérdida es de 700 mil empleos. AMLO, por decreto y sin sustento, dijo que creará 2 millones de empleos con gasto público, austeridad y obra púbica, lo cual es absolutamente falso.

En total, AMLO nos queda por el momento a deber como 2.5 millones de nuevos empleos, descontando los que pueda crear Tren Maya y subcontratos en Santa Lucía, más otros en el sector privado. La reactivación requiere en efecto de medidas sanitarias, equipos, pruebas, reorganización productiva, comercialización más sofisticada y los empresarios sin apoyos no podrán salir adelante.

Pero AMLO no entiende la nueva normalidad, una realidad diferente a lo que el país ha vivido, con grandes carencias de grupos vulnerables, enfermedad y muerte, con desempleo, caída de salarios, quiebre de miles de empresas pequeñas, las más empleadoras de mano de obra. Se niega a contraer deuda como lo hacen hoy todos los países para resolver crisis, todo por motivos ideológicos sin sustento en la realidad. Sus apoyos, poco transparentes, insuficientes y clientelares, tampoco lograrán amortiguar la caída.

Negar apoyo a mujeres violentadas, con hijos maltratados, bajo el supuesto de que la familia mexicana es solidaria y fraternal es no reconocer cuánto ha cambiado el país, con el 40 por ciento de mujeres jefas de familia en la CDMX, y casi 30 por ciento en el resto del país. Es negar el machismo y hacer invisibles a las víctimas, a merced de sus ofensores. Tendrán las mujeres mucho menores oportunidades en la crisis de desempleo que se avecina y nula protección si los refugios siguen retrasados en su apertura y funcionamiento. Más discriminación, menos igualdad, mas pobreza, más grupos en vulnerabilidad.

La nueva normalidad será muy dolorosa, no solo por los contagios, que continuarán, sino porque el país, con medidas absurdas como financiar refinación, prohibir energías limpias por ser más baratas que producción de CFE, por dejar en quiebre al sector privado de micro y pequeñas empresas, por el aumento drástico del desempleo, nos llevarán a medidas cada vez más centralizadas y absurdas, para tratar de controlar lo imposible. Ya venció el Ejército obstáculos y no funcionó la Guardia Nacional, ahora, por otro decreto que viola acuerdos con el Congreso, las Fuerzas Armadas retoman la seguridad pública.

Gobernar implica escuchar, incorporar diversas opciones, mejorar las instituciones, actuar con bases científicas, no dogmáticas, es colocar a la persona en el centro del las prioridades y no a los caprichos u ocurrencias. Una persona puede ignorar muchas cosas, pero debe entender la necesidad de profesionalización del país, con médicos, ingenieros, arquitectos, periodistas, abogados y científicos de todas las áreas, para la toma de decisiones.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.