Un difícil cierre de año para Banco de México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Un difícil cierre de año para Banco de México

COMPARTIR

···

Un difícil cierre de año para Banco de México

24/10/2018

De acuerdo con el consenso de analistas, Banco de México (Banxico) mantendrá la tasa de referencia en 7.75 por ciento el resto de 2018. No obstante, considero que la coyuntura que enfrenta el banco central es muy complicada e incierta, como reflejaron las minutas de la decisión del 4 de octubre. En este espacio expondré algunos factores de corto plazo que podrían inclinar a Banxico a subir la tasa una vez más este año, para cerrar en 8.00 por ciento.

1) La inflación podría presionarse más. La principal preocupación son los energéticos y su potencial traspaso al resto de los precios. En los últimos 12 meses, estos subieron 19.1 por ciento, contribuyendo un tercio (1.7 puntos porcentuales) de la inflación anual de 5.2 por ciento. Más aún, la Secretaría de Hacienda (SHCP) redujo el estímulo fiscal a la gasolina para el 20 al 26 de octubre a su menor nivel del año. La Secretaría aseguró que no se reflejará en los precios pero el riesgo al alza para la inflación ha aumentado, lo que será más claro con los datos a publicarse el 8 de noviembre.

2) Pérdidas del peso mexicano. En lo que va del mes, nuestra moneda ha perdido alrededor de 3.5 por ciento. Además de un entorno externo difícil, temas locales como la consulta sobre el NAICM (25-28 de octubre) podrían influir en el peso. Asimismo, la divisa ya registró pérdidas tras la reducción de la perspectiva crediticia de Pemex por Fitch el viernes pasado.

3) Elecciones intermedias en Estados Unidos. Se llevarán a cabo el 6 de noviembre y podrían resultar en la pérdida de la mayoría republicana en la Cámara Baja y/o el Senado. De perder al menos una de ellas, la aprobación del nuevo tratado comercial (T-MEC) podría complicarse. Los demócratas podrían detenerlo al no estar convencidos de algunas de las medidas acordadas y al considerarlo un triunfo político de Trump. Si se retrasa más, México continuaría expuesto a posibles tarifas adicionales y Trump podría amenazar de nuevo con una salida del TLCAN para ejercer presión. A pesar de ser poco probables, estos escenarios no son del todo descartables.

El resultado de estos eventos podría resultar en un par de decisiones muy retadoras para Banxico. En mi opinión, la autoridad monetaria subirá la tasa de referencia una vez más este año, confiando en que mantendrá una postura prudente y responsable para reforzar la estabilidad económica y financiera sobre todo en caso de sorpresas negativas adicionales.

*Las opiniones que se expresan en esta columna no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, por lo que son responsabilidad exclusiva del autor.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.