¿Sobrerreacción a los mercados?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Sobrerreacción a los mercados?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Sobrerreacción a los mercados?

14/11/2018

Después de un turbulento octubre para los mercados financieros y en particular los emergentes, factores de influencia que se han mantenido durante últimos meses, como el grado de revalorización del dólar estadounidense ante expectativa de aumentos en mediano plazo en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Fed), la intensificación en el tono de tensiones comerciales entre China-EUA, las revisiones recientes a la baja dentro del entorno de la dinámica de crecimiento global, así como los resultados corporativos en línea con la fase de madurez del ciclo de negocios, hacen notar que el aumento en la volatilidad permanecerá como una constante.

Si bien es cierto que la dinámica de los flujos netos de capital hacia los activos de los mercados emergentes ha mostrado resultados poco alentadores, pasando a terrenos negativos durante el tercer trimestre del año, algo no visto desde el cuarto trimestre del 2016 de acuerdo con el reporte del flujos de capital por parte del Instituto Internacional de Finanzas (IIF, por sus siglas en inglés), es importante señalar que existen características que hacen pensar que dichos movimientos podrían estar en niveles de sobrerreacción dentro del sentimiento de los inversionistas para algunos de los mercados de estos países.

En este sentido, si consideramos los niveles de valoración de los principales mercados accionarios emergentes mediante el índice MSCI Emerging Markets, actualmente registran valuaciones atractivas con respecto a la mayoría de los índices de mercados desarrollados, como por ejemplo Estados Unidos y Europa, e incluso en términos relativos por debajo de los propios niveles de valuación que mantenía este índice de emergentes hace doce años, esto con fundamento en la expectativa de los especialistas de ver crecimientos en utilidades de las corporaciones todavía importantes y cercanas a dos dígitos.

Por otra parte, en el caso de los rendimientos de los mercados emergentes de renta fija, los actuales incrementos en niveles de los créditos en algunos casos han logrado ser lo suficientemente atractivos para compensar a los inversionistas que se mantienen invertidos en dichos instrumentos teniendo como resultado una relativa estabilidad entre los flujos de entrada y salida de capital hacia ese activo.

Sin duda, la complejidad de condiciones en algunos países, como Argentina y Turquía, generan cautela para los inversionistas globales, Sin embargo, la cada vez mayor diferenciación entre las condiciones y variables macroeconómicas que presenta cada una de las economías emergentes han permitido diluir efectos prolongados de contagio como se experimentaban en el pasado.

Esencialmente, la diferenciación actual que existe entre los fundamentos de cada país, un ritmo menor en la fortaleza del dólar estadounidense a lo esperado e incluso una desaceleración económica ordenada como se percibe en China, son elementos que favorecen la perspectiva futura para los mercados emergentes desde el punto de vista de sus actuales valoraciones.

Twitter: @GBM

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.