Sobre volatilidad y equilibrio en mercados
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sobre volatilidad y equilibrio en mercados

COMPARTIR

···
menu-trigger

Sobre volatilidad y equilibrio en mercados

20/02/2018
Actualización 19/02/2018 - 21:18

Visto desde un enfoque de sistemas y similar a un cambio de fase en una reacción química, cuando suceden alteraciones en el equilibrio de un mercado financiero –asociadas a cambios drásticos de expectativas– se genera aceleración en el movimiento.

Este cambio en velocidad frecuentemente es explicado por el ingreso de información no esperada o distinta a la pronosticada, que detona un rebalanceo de portafolios buscando proteger o aprovechar las condiciones de rendimiento esperadas.

La volatilidad es un componente inherente a la mecánica de los mercados financieros modernos y es la consecuencia de un choque al interior del sistema. Es la dinámica que ocurre antes de que se presente un estado con mayor estabilidad relativa.

Desde luego, los periodos de alta volatilidad son reflejo de incertidumbre entre los participantes del mercado.

Sin embargo, las etapas de larga estabilidad también son un indicador que genera escepticismo, justamente dada la ausencia de volatilidad. Muestran a un mercado complaciente que va acumulando posiciones en riesgo y este riesgo se traduce en presiones que serán inevitablemente liberadas en algún momento, generando corrección en los precios. Entre más presión se acumule, más violenta podría ser la corrección.

El ajuste que cimbró a las bolsas hace apenas dos semanas es un claro ejemplo de lo anterior.

Sin profundizar en los detalles del movimiento, es aceptable señalar que entre sus catalizadores más importantes se combinaron el aumento en la inflación norteamericana, una mayor restricción monetaria en el mundo, así como altas valuaciones de empresas. Aun así, el hecho es que los mercados accionarios llevaban al menos desde marzo de 2017 rompiendo al alza máximos históricos, y durante enero, rompiéndolos casi a diario.

Si bien la apreciación estuvo sustentada por sólidas cifras de crecimiento y los cambios fiscales de Estados Unidos beneficiado a las empresas, en paralelo los índices de volatilidad como el VIX marcaban constantemente niveles más bajos a pesar de un contexto global sumamente retador, particularmente en el frente geopolítico.

Es así que el regreso de la volatilidad es oportuno y permite la recalibración de portafolios que en el mediano plazo estarán enfrentando, por lo menos, dos retos muy importantes: 1) Bancos centrales retirando liquidez y 2) expectativas de un crecimiento global sincronizado, pero el cual ha entrado a un periodo de madurez.

*El autor es Estratega de Renta Fija y Tipo de Cambio de Grupo Financiero Banorte. Las opiniones que se expresan en esta columna no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, por lo que son responsabilidad exclusiva del autor .

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.