Perspectiva de largo plazo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Perspectiva de largo plazo

COMPARTIR

···

Perspectiva de largo plazo

10/01/2019

Es normal ver a inicio de cada año pronósticos y expectativas por parte de especialistas sobre el desempeño que podrían registrar los mercados financieros durante el año, sin duda un saludable ejercicio en beneficio de todo inversionista como elemento de apoyo para delinear una estrategia de inversión para el año en curso.

En este sentido, el dinamismo en el crecimiento que experimente la economía global, encuestas lo ubican en 3.6 por ciento, se encuentra como común denominador entre los factores con mayor influencia sobre los mercados financieros en 2019, sobre todo por señales de desaceleración observadas en la parte final del año pasado primordialmente en China y la Unión Europea.

A las cifras de crecimiento económico y factores de influencia sobre el mismo, se suman las decisiones de política monetaria sobre las respectivas tasas de referencia que se tomen por parte de los principales bancos centrales en el mundo, no sólo la Reserva Federal, dependientes de los datos por surgir y representando un reto para los gobiernos, corporativos y público en general alrededor del mundo, acorde a los niveles de endeudamiento que mantienen; así como las noticias derivadas por la continuidad en medidas proteccionistas con impacto en las relaciones comerciales y el impacto del futuro del Brexit en Reino Unido.

Sin embargo, es una realidad que el comportamiento de los mercados y activos en general es impredecible en muchos casos por la velocidad en como los cambios se experimentan, bajo un entorno de globalización, como ilustra el descenso general desde el segundo semestre del 2018 en los índices bursátiles más representativos del mundo quedando al cierre de año por debajo de estimados que mantenía el consenso de especialistas a finales del 2017. Por ejemplo, el optimismo de Wall Street pronosticaba un retorno de 6.60 por ciento para el índice S&P 500 y el resultado registrado fue diametralmente opuesto al bajar 6.24 por ciento en 2018.

Lo anterior, proporciona la oportunidad al inversionista de considerar enfocarse en los resultados de largo plazo para la toma de decisiones y construir valor a lo largo del tiempo, debido a que este tipo de horizontes permite ubicar de manera objetiva el impacto real sobre el desempeño de sus inversiones, como lo ilustra estadísticamente una muestra de 38 índices e instrumentos que reflejan el comportamiento de diversos activos para invertir, desde mercados accionarios de países desarrollados, emergentes, instrumentos de renta fija corporativos, gubernamentales, bienes raíces, metales preciosos, entre otros, y donde el resultado en la última década registra desempeño en terreno positivo para toda la muestra, en un rango de 40.14 por ciento en índices de metales como el oro, hasta 252.40 por ciento en índices de acciones de pequeña empresa.

Twitter: @GBM

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.