Nunca hay que olvidarse del Fed
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nunca hay que olvidarse del Fed

COMPARTIR

···

Nunca hay que olvidarse del Fed

27/11/2018
Actualización 27/11/2018 - 7:12

Es bien conocido que la Reserva Federal (Fed) forma parte de los bancos centrales más importantes en el mundo, en donde las decisiones sobre su política monetaria no sólo impactan a la economía estadounidense, sino también a los mercados financieros globales, más aún durante un esperado periodo de alza en tasas.

Actualmente, los mercados de futuros en Chicago, sobre la tasa de fondos federales, muestran la probabilidad del 80 por ciento de aumento para ubicar este rédito de referencia en el rango de 2.25 a 2.50 por ciento en la próxima reunión del 19 de diciembre, después de haberse mantenido sin cambio en la pasada reunión de septiembre dentro del rango de 2.00 a 2.25 por ciento.

En cuanto a la expectativa de la senda futura que podría tener la tasa de política monetaria de referencia por parte de los miembros de la Fed, mediante el denominado diagrama de puntos, se ilustra un gradual aumento hasta el rango de 2.9 a 3.4 por ciento al final del 2019.

Aumentos en la tasa del Fed favorecen la revaluación del dólar y en consecuencia podrían debilitar el valor de las divisas de países emergentes, lo cual en mediano plazo puede tener efectos sobre un encarecimiento en importaciones, ampliación del déficit comercial y presiones inflacionarias en algunos de estos.

Sin embargo, para el caso de los mercados accionarios emergentes en los últimos dos ciclos alcistas de la Fed, los efectos durante estos no han sido tan desfavorables como se suponía en su momento. Por ejemplo, durante el periodo alcista de 1993 a 2000, el aumento acumulado en la tasa fue 350 puntos base, mientras el índice MSCI Emerging Markets registró una ganancia de 31.6 por ciento. Para el último periodo alcista entre el 2004 a 2007, el incremento acumulado en tasa fue 425 puntos base y de 123.4 por ciento de retorno en el índice de mercados emergentes.

En la dinámica actual desde que el Fed decidió aumentar la tasa de referencia en diciembre 2015, después de experimentar uno de los periodos más amplios de laxitud monetaria, el aumento acumulado ha sido de 200 puntos base. En este sentido un factor clave para los mercados es el ritmo de velocidad al cual la Fed podría estar materializando la expectativa alcista antes descrita, debido a que una disminución del ritmo al esperado, como nos mostró la pasada reunión, podría tener el efecto de liberar presión sobre los mercados emergentes al debilitar el dólar.

Sin duda hay eventos específicos en cada país durante el corto plazo al que los participantes del mercado se mantienen atentos, como en el caso de México será el presupuesto anual que debe hacer llegar el ejecutivo a la Cámara de Diputados con fecha 15 de diciembre, para su posterior aprobación a más tardar el 31 del mismo mes. Sin embargo, cada vez más las decisiones de política monetaria en Estados Unidos serán entre los factores más importantes que darán guía a los mercados durante los meses entrantes.

Twitter: @GBM

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.