No existen atajos en inversiones
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

No existen atajos en inversiones

COMPARTIR

···
menu-trigger

No existen atajos en inversiones

19/02/2018
Actualización 19/02/2018 - 15:46

La industria de fondos de inversión ocupa el tercer lugar de los activos globales administrados en el mundo, por debajo de las aseguradoras y fondos de pensión, tan sólo el registro de activos más reciente por parte del Instituto de Compañías de Inversión, la ubica en más de 47 billones de dólares, equivalente al 54 por ciento del valor del PIB mundial, en manos de administradores profesionales de carteras al cuidado de los inversionistas.

Desde la creación del primer fondo de inversión en Estados Unidos en 1924, la industria ha crecido en el mundo de forma importante, representando en la actualidad 15 veces más el valor de mercado del fenómeno reciente de las criptomonedas y bajo una regulación, transparencia y liquidez que hasta el momento no tienen estas últimas.

El observar la experiencia internacional, nos permite sensibilizarnos de la importancia que tiene la inversión en fondos como producto para los individuos. En este sentido, la mayor industria de fondos de inversión en el mundo, la estadounidense, con valor de 18 billones de dólares en más de 9 mil 500 fondos listados, muestra que el 43.6 por ciento de los hogares estadounidenses mantiene una inversión en fondos como parte de su activo financiero. Por su parte, en la industria canadiense, con más de 80 años de historia, existen 150 empresas proveedoras de este producto que contabiliza alrededor del 30 por ciento de la riqueza de las familias canadienses.

En el caso de México, el más reciente reporte del sector por parte de Fitch Ratings señala el crecimiento del 170 por ciento en los activos administrados en la última década, pero con un registro de cuentas menor al 4 por ciento de la población económicamente activa, lo que más que un reto, representa una gran oportunidad para el desarrollo de la industria en México con un valor aproximado de 124 mil millones de dólares al cierre del año pasado.

Las modestas cifras en México llaman la atención en una industria que permite el fácil acceso, a costos competitivos, para incorporar los beneficios de la inversión en activos, que estadísticamente han mostrado rentabilidad favorable al mantenerse en horizontes amplios de tiempo y en donde también se plasman las lecciones provenientes de grandes inversionistas, coincidiendo en ideas fundamentales de disciplina, búsqueda de valor, diversificación, enfoque de largo plazo, así como deslindar emociones en la toma de decisiones, como elementos centrales para la construcción de riqueza en el largo plazo, mediante la inversión, tal y como por su naturaleza lo hacen los fondos de inversión.

En México, la industria tiene mucho por transitar. Sin embargo, actualmente cuenta con bases sólidas en la profundidad de su mercado para poder cumplir con las necesidades de cualquier inversionista patrimonial.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.