Léase en caso de ajuste en los mercados…
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Léase en caso de ajuste en los mercados…

COMPARTIR

···
menu-trigger

Léase en caso de ajuste en los mercados…

15/02/2018
Actualización 15/02/2018 - 14:40

El peso con el que la historia reciente opera en nuestra mente suele hacernos perder perspectiva, o caer en desesperación, ante un cambio al estatus quo.

En este sentido, los mercados accionarios han mostrado una de las más largas rachas ganadoras en la historia reciente, y para muchos ganar se ha vuelto una costumbre, nada despreciable. En ocasiones resultados positivos consistentes suelen incrementar la confianza, y alimentar, en ocasiones de manera injustificada, la percepción de habilidades propias.

Indudablemente el primer consejo es mantener la calma, las mejores decisiones suelen ser las que se toman de manera racional, caer víctima de pánico o euforia podrían tener repercusiones en nuestro patrimonio. Cabe recalcar que mantener la calma no se refiere necesariamente a mantenerse inertes, se refiere a poner en marcha nuestra estrategia frente a correcciones. Si no contamos con una, vale la pena tomarnos el tiempo para diseñarla y ejecutarla.

Es por eso por lo que me gustaría utilizar algunos números y datos duros para poner en justa perspectiva las recientes caídas.

Desde 1994 a la fecha, el IPC ha observado en promedio 15 días por año con caídas de más de dos por ciento, curiosamente en los últimos cinco años apenas se han observado en conjunto 15 días así.

Días donde el índice muestra caídas superiores a cinco por ciento, han ocurrido en promedio una vez al año durante los últimos 24, aunque la última la vimos en 2011.

Y, por último, días donde se observan caídas superiores al 10 por ciento se han visto una vez cada 12 años en promedio.

Ahora bien, existen inversionistas que suelen correr despavoridos ante estos ajustes, mientras obedezca a una estrategia o simplemente funcione, tendríamos pocos argumentos para juzgar.

El punto en contra ante estas decisiones también radica en la recurrencia con que los movimientos opuestos se observan, es decir, estar completamente fuera también implica arriesgarse a perderse el rebote.

Días en los que el IPC avanza más de dos por ciento en promedio se presentan 15 veces al año. Avances superiores al cinco por ciento en promedio tres (veces) cada dos años, mientras que alzas mayores al 10 por ciento es un evento que se ha observado una vez cada cinco años.

Twitter: @IvanBarona

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.