Invertir sin fronteras
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Invertir sin fronteras

COMPARTIR

···
menu-trigger

Invertir sin fronteras

06/03/2019

El común denominador que hemos observado durante el inicio de año por parte de varios especialistas del mercado es la revisión bajista en proyecciones de crecimiento económico para nuestro país en 2019, desde organismos internacionales como el Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional, lo ubican entre 2.0 y 2.1 por ciento, hasta calificadoras como Standard & Poor´s, Fitch Ratings, Moody´s y HR Ratings pronosticando tasas anuales de crecimiento del PIB entre rangos de 1.4 a 2.2 por ciento.

Sin embargo, el más reciente Informe Trimestral por parte de Banco de México fue donde la previsión de crecimiento registró uno de los límites inferiores más bajos observados hasta el momento, ubicándose el rango entre 1.1 y 2.1 por ciento.

Bajo el contexto descrito, se abren oportunidades en materia de inversión durante la fase del ciclo económico donde nos encontramos, gracias a la exposición a otros mercados con la finalidad de generar valor tomando ventaja para diversificar de mayores elementos tanto en activos como instrumentos de los que se tenían disponibles hace 20 años.

Lo anterior, se ilustra mediante el posicionamiento del inversionista mexicano en una de las industrias más maduras en lo que en materia de inversión se refiere: la industria mexicana de fondos de inversión, la cual registra un crecimiento promedio en activos bajo administración de 11.34 por ciento en la última década, en línea con el crecimiento de la industria de fondos mutuos en el mundo; 10.48 por ciento, según cifras recientes de la Asociación Internacional de Fondos de Inversión (IIFA).

En este sentido, la estadística en desempeño en los últimos tres años dentro de la industria en nuestro país, donde la volatilidad cambiaria ha sido una constante, favorece a las categorías de fondos en inversiones en activos y mercados internacionales de regiones que mantienen diferencias con respecto al dinamismo económico, siendo la renta variable estadounidense, asiática y global, entre las de mejor desempeño mediante el registro de rendimientos promedio anual en pesos entre un rango de 10.07 por ciento a 15.47 por ciento.

No podemos descartar, que la exposición a otros mercados tiene siempre implícito un componente adicional de volatilidad por la variación del tipo de cambio y factores particulares en cada país y región que influyen en el desempeño, pero aún de esa forma predomina la gradual exposición hacia estos por parte del inversionista de fondos de inversión local, cercana al 12 por ciento del total de activos de la industria, como complemento a la participación tradicional en instrumentos de renta fija de corto, mediano plazo y renta variable indizada al S&P/BMV IPC.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.