Inversión en la innovación
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Inversión en la innovación

COMPARTIR

···

Inversión en la innovación

16/10/2018

Justo hace 28 años fue publicado el documento de trabajo “El cambio tecnológico endógeno” por parte de Paul Romer, recientemente laureado con el premio Nobel de Economía 2018 y uno de los principales precursores de las teorías del crecimiento económico, principalmente revolucionando las mismas, al incorporar la acumulación del conocimiento expresado a través de las ideas como factor que favorece el crecimiento económico sostenido y prosperidad en el largo plazo. Es decir, son las ideas como factor humano, diferente a los factores tradicionales de producción, las que pueden tener un efecto multiplicador importante, mediante la innovación y tecnología, en la economía.

Romer, junto a Joseph Schumpeter, Robert Solow, Michael Porter y Gary Becker, entre otros, han resaltado a través del tiempo de forma directa o indirecta, la importancia del cambio tecnológico sobre la economía. Sin embargo, en el caso de Romer la pieza fundamental surge con las ideas, como un intangible, con varias ventajas entre las que destaca que son ilimitadas, es decir existe un potencial de nuevas ideas por surgir que pueden revolucionar el mundo partiendo como base de conocimientos previos que ya lo han hecho en distintos sectores, industrias y sociedades, derivando con esto un beneficio incluyente para un número ilimitado de gente. Es decir, la innovación se relaciona con la difusión de la tecnología.

Ejemplos de lo anterior lo podemos ver en empresas reconocidas globalmente como Apple, Amazon y Alphabet, entre otras, que comparten como factor común y piedra angular en sus respectivos modelos de negocio la robusta inversión de recursos tanto monetarios como de capital humano destinados a la investigación y desarrollo.

En este sentido, Amazon es la empresa que lidera en el mundo esta inversión en investigación y desarrollo, registrando una asignación de 22 mil 600 mdd, mientras que Alphabet con 16 mil 600 mdd y Apple con 11 mil 600 mdd, se posicionan en el segundo y octavo lugar respectivamente, como lo muestran los reportes corporativos de estas empresas en 2017, que sin duda tienen un impacto sobre la economía real.

Por ejemplo, Apple espera invertir más de 300 mil millones de dólares en gastos de capital en Estados Unidos en los próximos cinco años, y crear más de 20 mil nuevos empleos directos en este periodo.

Es así, que una de las formas de incorporar esta innovación en nuestras vidas e incluso ser parte de su evolución, financiamiento y seguir contribuyendo al crecimiento económico, puede ser mediante la inversión en los mercados financieros de empresas que en menor o mayor medida tengan la visión de la investigación en conocimiento y desarrollo de tecnologías para obtener expansión y resultados favorables en el largo plazo.

*Alberto Herrera es Director de Distribuidores Institucionales de Fondos de GBM Fondos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.