¿Y los presupuestos de las emisoras estatales?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Y los presupuestos de las emisoras estatales?

COMPARTIR

···

¿Y los presupuestos de las emisoras estatales?

01/02/2019
Actualización 01/02/2019 - 14:06

El catálogo de insuficiencias y disparates es enorme y de ahí hay que elegir uno solo de esos asuntos para desarrollarlo en un pequeño espacio, es un reto. ¿Cuál elegir? El viaje a Nueva York de los representantes de Pemex, que fue un fracaso redondo y que tiene como resultado el que la calificadora Fitch nos ponga a un paso de la picota y Moody’s nos dé un plazo de seis meses para corregirnos, lo reseñé la semana pasada.

¿Cuál elegir ahora? Revivir y volver a darle renovados privilegios a la CNTE sería ideal, pero también lo son el inesperado grito doloroso de las maquiladoras en Tamaulipas o las declaraciones (3de3) de los integrantes del gabinete. ¿Y qué decir de la lucha contra el huachicol, la subasta de vehículos blindados, la visita del presidente del gobierno de España o el sabroso cumpleaños de Carlos Slim?

No obstante el rico menú, deseo abordar lo que fue una nota deslavada de tan sólo medio día: los nombramientos en los medios de comunicación del Estado, a la cual no se le ha dado suficiente interés. ¿Conocerán los nombrados los obstáculos a los que se enfrentarán? No me refiero a las emisoras universitarias y menos a las radio comunitarias que viven estrictamente de milagro; las hay que trabajan en lo que sería el equivalente a un garaje o un tendajón y otras que gozan de mejores condiciones. Quiero referirme a las que representan la élite de los medios estatales: el Sistema de Radio y TV del Estado Mexicano, Radio Educación, Radio UNAM, Canales 11, 22, el nuevo 14, y todas las de las 32 entidades correspondientes a los estados.

AMLO nos dice que gozarán de libertad para hacer sus tareas. Bien.

Su antecesor en el cargo, Enrique Peña, dio a conocer el 22/V/2013 el decreto que reformó y acrecentó las funciones en Telecomunicaciones. Referente a radio y TV, señaló en el artículo décimo lo siguiente: Los medios públicos que presten el servicio de radiodifusión deberán contar con independencia editorial, autonomía de gestión financiera, garantías de participación ciudadana, reglas claras para la transparencia y rendición de cuentas, defensa de sus contenidos, opciones de financiamiento, pleno acceso a tecnologías y reglas para la expresión de diversidades ideológicas, étnicas y culturales.

El decreto sigue vigente y como puede apreciarse, nunca señala que tendrán un presupuesto adecuado.

Es decir, de acuerdo con el decreto publicado a principios de su sexenio, se dice que tendrán opciones a los recursos sin decir dónde están o cómo obtenerlos. Ahora que se vive en austeridad republicana e incluso el sistema de salud tiene ya importantes recortes presupuestales, ¿cuáles serán los presupuestos de los medios del Estado, de qué tamaño serán los recortes presupuestales?

Hablaré de lo que conozco, Canal 22. En 2012, tuvo un presupuesto de 252 millones de pesos; en 2013 fue de 231; en 2014 se le destinaron 188 y en 2015 tuvo asignados, pero no completados, 169 millones de pesos.

Del otro lado, en febrero de 2014, hubo una condonación de impuestos al consorcio Televisa por tres mil millones de pesos.

En carta al secretario de Hacienda, Luis Videgaray, le solicité que de la cifra destinada a propaganda gubernamental (80 mil millones de pesos), se asignará a todos los medios difusores del Estado el uno por ciento para permitir producir, adquirir y difundir contenidos dignos y atractivos. No hubo respuesta.

En el Encuentro Internacional de TV Pública que realizamos en Puebla (2014), di a conocer un dato que muchos consideraron estremecedor: dos días de Televisa eran el equivalente al presupuesto anual del Canal Cultural.

Añado algo significativo a manera de ejemplo. Los 188 millones de pesos del presupuesto de 2014, convertidos en euros, Canal 22 tuvo 9.5 millones. YLE, la TV de Finlandia, tuvo 450 millones de euros; España tuvo mil millones de euros; Francia cerca de tres mil millones de euros; Alemania, la ARD, cuatro mil 900, y la ZDF, mil 880 millones de euros.

Un aproximado actual de un raquítico presupuesto total de los medios estatales mexicanos, sería de 137 millones de dólares, el de Brasil es un poco mayor a 243 millones de dólares.

En medio de cientos de ofertas de todo tipo de géneros y de muy diversos orígenes que le llueven a la sociedad mexicana, para ser competitivos, ¿cuáles son los apoyos con los que contarán los difusores del Estado?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.