Apuntes Globales

Oportunidad migratoria para AMLO y Bárcena

Donald Trump les otorga al presidente López Obrador y a la canciller Alicia Bárcena una oportunidad sin precedente al reventar el acuerdo migratorio del Senado.

El acuerdo migratorio entre senadores republicanos y demócratas que debía ser presentado esta semana está derrumbándose. Esto abre una oportunidad única para AMLO y Bárcena.

Se trata de adelantarse a los acontecimientos. De utilizar la política pública para hacer diplomacia hacia el vecino país. Ordenar el proceso migratorio y evitar que se profundice la crisis migratoria en nuestra frontera común.

Sin duda alguna el acuerdo que se había cocinado en el Senado es draconiano. Con certeza sabemos que regresábamos a momentos como los protocolos de migración segura (MPP’s), en que los peticionarios de asilo esperaban por varios meses en las ciudades de la frontera norte mexicana y nuestro país asume todos los costos de la espera.

Una cláusula del acuerdo se filtró a la prensa. Permitiría cerrar la frontera cuando se llegaba un número mayor de 5 mil migrantes al día detenidos por la Patrulla Fronteriza. En diciembre pasado el promedio de detenciones llegó a ser de 10 mil al día.

Aunque no conocemos todos los detalles del acuerdo, sí sabemos de dónde provenía, por lo que podemos inferir que sería dramáticamente antimigratorio y derogatorio para nuestro país.

Los republicanos decidieron hace unos meses que ligarían la ayuda a Ucrania e Israel a la frontera sur. Es decir, para que el Congreso autorizara fondos que pedía la administración para ambas guerras, exigió se aprobara un paquete de medidas para acabar con la crisis migratoria en la frontera.

Durante los dos últimos años fiscales, 2022 y 2023, se rompieron récords de migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza, 2.2 y 2.1 millones, respectivamente. Y noviembre y diciembre pasados se tuvieron los números más altos de detenciones en la historia: 235 mil y 252 mil, respectivamente.

Evidentemente, los republicanos tenían todo a su favor para exigir el mayor cierre de la frontera sur que hallamos conocido. Más aún, el propio presidente Biden compró el acuerdo porque se percató que le permitirían poner orden en una frontera ingobernable.

La elección es el 5 de noviembre próximo. La frontera en crisis le ayuda enormemente a Trump. Eso explica que, el sábado pasado, en un rally político en Pensilvania, Biden espetó: “Si suben los números de migrantes, cerraremos la frontera”.

Trump, al rescate. Al pedir Trump a sus correligionarios del Congreso no darle un triunfo legislativo a Biden y dejar que continúe el caos migratorio en la frontera, nos salva de enfrentar el más canino acuerdo migratorio en la historia de la relación bilateral.

Presidente López Obrador y canciller Alicia Bárcena, Trump les otorga una oportunidad sin precedente al reventar el acuerdo migratorio del Senado.

Urge ordenar los flujos migratorios que transitan por nuestro país. Tolerancia cero para las caravanas. Es año electoral. Evitemos darle municiones a Trump y Fox News: “Nos invaden las caravanas migratorias de países de mierda”.

Por interés nacional no les regalemos una crisis migratoria a los supremacistas blancos.

Ustedes dos lo han expresado bien: para frenar de raíz los flujos migratorios hay que llevar desarrollo a Centroamérica y a las zonas expulsoras de México.

Sí hay tiempo en este año electoral para manejar los flujos. Incluso los mexicanos. No olvidemos que una tercera parte de los que llegan a la frontera son connacionales. Veinte por ciento de Centroamérica y el resto de Venezuela, Cuba, Haití y Nicaragua. Y, desde luego, del mundo entero, destacando China y Afganistán.

Señor Presidente, usted fue capaz de cerrar las fronteras sur y norte cuando Trump amagó con la subida de aranceles en 2019. Se trata de repetir el esfuerzo. Adelantarse y hacer política exterior con una legítima política de orden y legalidad al interior del territorio nacional.

Sin cuartel contra los traficantes de personas. Se trata de aprovechar sus buenas relaciones con el vecindario centroamericano para cerrar filas en este ordenamiento migratorio.

Si actuamos ahora, ordenando los flujos migratorios, pondremos nuestro granito de arena. Primero, para evitar un escenario que le favorece a Trump y, segundo, para invalidar el acuerdo draconiano que ya cocinaron ambos partidos.

Con o sin retorica mañanera, es hora de actuar, señor Presidente.

COLUMNAS ANTERIORES

La decisión de Canadá de imponer visas a mexicanos es una sobrerreacción peligrosa
Evitemos repetir la historia: Canadá impondrá visas a México

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.