Promoviendo juntos un nuevo desarrollo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Promoviendo juntos un nuevo desarrollo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Promoviendo juntos un nuevo desarrollo

21/02/2019

China publicó este 18 de febrero el Plan de Desarrollo de la Gran Área de la Bahía de Guangdong-Hong Kong-Macao. Dicho plan, mencionado por primera vez en el Informe sobre la labor del gobierno 2017, se trata de una estrategia nacional planeada, dispuesta y promovida personalmente por el presidente chino Xi Jinping, que atestiguará el nacimiento de un área de bahía y grupo de ciudades de clase mundial.

La Gran Área de la Bahía consta de las Regiones Administrativas Especiales de Hong Kong, Macao y nueve ciudades de la provincia de Guangdong, con una superficie de 56 mil kilómetros cuadrados y una población de casi 70 millones de personas a finales de 2017. Su PIB suma más de 10 billones de yuanes, representando el 12.17% de la economía nacional. Es una de las regiones más abiertas y económicamente vibrantes de China, y ya cuenta con las condiciones para ser un área económica de categoría mundial.

La Gran Área de la Bahía se construye sobre la base de “un país, dos sistemas”, y tres zonas aduaneras y monetarias, sin precedentes en el mundo. Según el plan, el área será un ejemplo para la innovación institucional, desarrollará una economía moderna y mejorará la coordinación regional. Hong Kong elevará aún más su posición como centro internacional de finanzas, comercio, transporte marítimo y aviación, Macao consolidará su ventaja como “centro de turismo y recreo mundial”, y la región delta del Río de la Perla liberará aún más su potencial de desarrollo. La Gran Área de la Bahía será convertida en un grupo de ciudades de clase mundial, un centro internacional de innovación y tecnología con influencia global, un importante pilar de apoyo para la Iniciativa de la Franja y la Ruta, un escaparate para la cooperación a fondo entre la parte continental, Hong Kong y Macao, y un ciclo vital de calidad para vivir, trabajar y viajar, siendo así un nuevo paradigma para la cooperación regional de beneficios mutuos.

De la primera Zona Económica Especial establecida en 1979 al impulso de la construcción de zonas piloto y puertos de libre comercio, la China abierta ha venido acercándose al mundo en las últimas cuatro décadas, y sin duda alguna, el desarrollo de la Gran Área de la Bahía será un nuevo hito para la reforma y apertura del país. El plan demanda una economía abierta adaptada a las reglas internacionales y una participación integral en la cooperación económica internacional. Da la bienvenida a las empresas extranjeras para que construyan conjuntamente un área clave de finanzas e innovación con influencia global. De completarse la construcción, el área será una de las zonas con mayor nivel de apertura de China y uno de los centros globales de capital. Encabezará la lista mundial de totalidad económica, comercio exterior, uso de inversión extranjera y capacidad de tráfico portuario, y se convertirá en la cuarta mayor área de bahía sólo por detrás de Nueva York, Los Ángeles y Tokio, inyectando nueva energía a la economía global.

Cuando China está entrando en la nueva etapa para su desarrollo, la construcción de la Gran Área de la Bahía está pasando de un proyecto a una acción. Es un logro del próspero desarrollo de China apegado a la política de la reforma y apertura, y demuestra su determinación y confianza de abrir aún más sus puertas al mundo y promover la cooperación internacional. China espera que empresas de todos los países extranjeros puedan formar parte de la construcción del área, para compartir las oportunidades de desarrollo con China y lograr ganancias mutuas.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.