Hacia la luna

Renovación cripto: más allá del ‘halving’

Todos están pendientes del ‘halving’ de bitcoin, un evento que sucede cada cierto tiempo y que esta vez parece traer cambios más grandes de lo habitual.

En el mundo del dinero digital, algo grande está pasando con el bitcoin, que puede cambiar cómo lo vemos y usamos.

Ahora, todos están pendientes del halving de bitcoin, un evento que sucede cada cierto tiempo y que esta vez parece traer cambios más grandes de lo habitual.

Esto no se trata solo de que el precio del bitcoin suba, sino de un cambio grande en cómo interactuamos y pensamos sobre el dinero digital.

Recientemente, el valor del bitcoin ha subido mucho, gracias a la expectativa por el halving y a cosas importantes como la aprobación en EU de fondos de inversión en bitcoin y la participación de grandes bancos y empresas. Este interés de las grandes empresas ha hecho que mucha gente quiera comprar bitcoin, alcanzando precios récord. Esto muestra que las monedas digitales se están tomando más en serio como una forma de inversión.

Pero no todo es positivo. Hay problemas como la inflación, el crecimiento económico lento y las reglas del gobierno que podrían hacer que las cosas no vayan tan bien. También, las empresas que minan bitcoin podrían tener problemas después del halving, lo que podría afectar el precio.

Lo interesante viene con los fondos de inversión y la participación de grandes empresas y asesores financieros.

Esta nueva situación podría hacer que los altibajos típicos del bitcoin se suavicen. En vez de tener grandes subidas y bajadas de precio, podríamos ver un crecimiento más estable, impulsado por estas grandes inversiones.

Este cambio importante podría afectar a todo el mundo de las monedas digitales. Antes, el movimiento del bitcoin era algo más rebelde, en contra de los bancos y el dinero tradicional.

Pero ahora, parece que las grandes empresas podrían empezar a controlar más el mercado. Incluso, países enteros podrían empezar a acumular bitcoin, lo que significaría una aceptación y uso mucho más grandes del bitcoin en todo el mundo.

Esta estabilidad podría ser buena para las empresas de monedas digitales, permitiéndoles planear a largo plazo sin preocuparse tanto por los altibajos del mercado.

Mientras nos preparamos para más cambios, está claro que estamos al borde de un crecimiento enorme y quizás un cambio fundamental en cómo funciona este mercado.

Este momento podría ser el fin de los primeros días del bitcoin y el comienzo de una etapa nueva e importante.

Paola Herrera

Paola Herrera

Apasionada en criptomonedas y Web3, y experta en habilitación y entrenamiento a mujeres sobre innovación financiera.

COLUMNAS ANTERIORES

La economía digital en la urna
La digitalización en el centro de las elecciones presidenciales

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.