Hacia la luna

Wall Street abraza la era digital

Los ETF de bitcoin al contado plantean preguntas sobre cómo Wall Street y los inversores comunes se adaptarán a esta nueva forma de exposición a la criptomoneda.

Bienvenidos a la ‘era del bitcoin’ en Wall Street, donde los ETFs de bitcoin al contado han aparecido, con el IBIT de BlackRock destacando como uno de los más grandes por entradas de capital este año. La aparición de este fenómeno es histórica y demuestra que los ETFs de bitcoin son una opción viable. Sin embargo, plantea preguntas sobre cómo Wall Street y los inversores comunes se adaptarán a esta nueva forma de exposición al bitcoin.

Se espera que en la próxima década, el bitcoin sea una de las marcas más discutidas en Wall Street, dado el potencial del bitcoin para igualar el capital de mercado del oro. En un contexto donde la mayoría de los gestores de patrimonios recomiendan una pequeña asignación en criptomonedas debido a su volatilidad y riesgo legal, diversos fondos planean lanzar ETFs que combinan bitcoin y valores tradicionales, apuntando a inversionistas minoristas adversos al riesgo.

Los asesores financieros deben buscar lanzar fondos híbridos que combinen inversiones en índices tradicionales como el S&P 500 con bitcoin para equilibrar la volatilidad del bitcoin con inversiones más estables.

La competencia entre los ETFs de bitcoin es feroz, y muchas compañías están tratando de diferenciarse mediante tarifas de gestión más bajas o estrategias de inversión únicas.

Además de las tarifas, las diferentes empresas buscan obtener ganancias a través de préstamos de bitcoin, mientras que otras prometen seguridad al maximizar el almacenamiento en frío. Grayscale, que ha estado en el mercado durante mucho tiempo, mantiene clientes a pesar de las altas tarifas debido a su lealtad a la marca y la comunidad de bitcoin.

Por lo tanto, vemos la entrada de Wall Street en el bitcoin no solo como una forma de diversificar inversiones, sino también como un medio para la adopción masiva del bitcoin. Esto marca el comienzo de su inclusión en carteras modelo, cuentas de retiro y planes de pensiones, con el potencial de convertir al bitcoin en una clase de activo convencional.

La ‘era del bitcoin’ en Wall Street promete cambiar el panorama financiero, presentando desafíos y nuevas oportunidades para inversionistas y gestores de fondos.

Paola Herrera

Paola Herrera

Apasionada en criptomonedas y Web3, y experta en habilitación y entrenamiento a mujeres sobre innovación financiera.

COLUMNAS ANTERIORES

El ‘halving’ de bitcoin
Renovación cripto: más allá del ‘halving’

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.