En petit comité

¡Habrá que estar atentos!

Estamos a nada del final de una larga telenovela política que ha resultado, por decir lo menos, decepcionante y aburrida.

Estamos en la recta final de unas elecciones que, a pesar de lo que marca el calendario del Instituto Nacional Electoral, comenzaron al menos hace dos años.

En todo este tiempo han sido pocos los momentos en los que se han dado grandes vuelcos en las tendencias y el transcurrir de las campañas electorales.

En una recapitulación, sin duda los de mayor relevancia fueron la designación de Xóchitl Gálvez como candidata del frente Fuerza y Corazón por México, conformado por el PRI, PAN y PRD, y la declinación forzada de Samuel García, de Movimiento Ciudadano, quien en un streaming con cervezas y borrachera de por medio cedió la estafeta a Jorge Álvarez Máynez.

Si bien a Álvarez Máynez los debates presidenciales sostenidos bajo auspicio del INE le han servido para posicionarse y ganar reconocimiento entre la población en general, la realidad es que las tendencias en intención de voto poco se han movido.

El barómetro de Bloomberg, publicado por EL FINANCIERO el pasado 14 de mayo, da cuenta de ello. Mientras la candidata de Morena, Claudia Sheinbaum, ha mantenido una relativa estabilidad y se ubica en un 57 por ciento, Xóchitl tuvo un repunte sostenido desde su designación, pero desde abril se ha mantenido en el mismo nivel para alcanzar un 30 por ciento, mientras el candidato de MC ha registrado un avance desde abril, que coincide con pérdidas tanto de Sheinbaum como de Gálvez.

No es de extrañar, pues, el llamado del dirigente del PRI, Alejandro Moreno, para formar un frente unido de la oposición para dar el sprint final. Desde luego que este plan no prosperará, pues en el tablero político una declinación de Álvarez Máynez significaría una pérdida para su partido.

Con el 13 por ciento que indica el barómetro electoral de Bloomberg, Movimiento Ciudadano prácticamente estaría asegurando su lugar como tercera fuerza política en el Congreso, lo que lo convertiría en el fiel de la balanza en el próximo sexenio, independientemente de quien gane la Presidencia.

Ese porcentaje es mucho más de lo que el PRD obtuvo en las elecciones intermedias y que lo mantiene con respiración artificial en la política mexicana.

Pero a pesar de los llamados del brillante joven Luis Donaldo Colosio Riojas, quien en días pasados también pidió formar una alianza única de la oposición, la decisión final recae de manera natural en ese gran croupier de la política nacional, Dante Delgado, quien sin lugar a dudas está varios pasos adelante en cuanto a la evaluación de los pros y los contras y las ventajas que obtendrá su partido tras estas elecciones.

En la política las cosas cambian de un momento a otro, pero podemos estar seguros de que estamos ante el surgimiento de una nueva fuerza política que apuesta a largo plazo —así como el joven Colosio— que ya tienen la mirada en 2030 y desde ahora comienzan a mover meticulosamente sus cartas.

También hay quienes comentan que las próximas elecciones presidenciales podrían terminar de definirse en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Expertos identifican señales que apuntan a que los comicios más grandes en la historia del país, en los que están en juego la presidencia, 500 diputaciones, 128 senadurías y más de 20 mil cargos locales se dirimirán en un organismo que ni siquiera cuenta con todos los magistrados necesarios para calificar este proceso, problema que fue ignorado intencionalmente por el Senado, donde no procedieron las designaciones a pesar de lo delicado del asunto.

Así es como llegamos a un tercer y último debate presidencial, apenas unas horas después de esa demostración de músculo y respaldo ciudadano que busca propulsar las candidaturas del PRI, PAN y PRD en un momento que resulta crucial, casi a nada del desenlace de una larga telenovela política que ha resultado, por decir lo menos, decepcionante y aburrida.

Habrá que estar muy pendientes de la próxima manifestación de la ‘marea rosa’ el domingo 19 de mayo para evaluar sus consecuencias y si el resultado puede influir entre millones de electores indecisos y decepcionados.

En este sentido, resulta simbólico que el presidente haya accedido a la presión ciudadana y a la candidata Xóchitl Gálvez para que la bandera nacional ondeé en el Zócalo este fin de semana.

SOTTO VOCE

  • Gran resultado ha tenido la campaña a ras de suelo de Caty Monreal, candidata de Morena a la alcaldía Cuauhtémoc, quien aventaja a su contrincante de la oposición, Alessandra Rojo de la Vega, por más de 10 puntos en las encuestas. Por cierto, la victimización fallida con lo que parece ser —según dicen las autoridades capitalinas— un “autoatentado” de Alessandra Rojo la deja en el más grande de los ridículos…
  • Importante anuncio del Departamento de Justicia de EU, que decidió reclasificar la mariguana, lo que abre paso a una eventual legalización a nivel nacional en ese país. Y mientras tanto en México… nuestros legisladores han evitado regular este tema, a pesar de que existe una sentencia de la Corte. Hay que poner atención a los resultados de las elecciones presidenciales y la política de seguridad hacia México si Donald Trump regresa a la Casa Blanca…
  • La Secretaría de Seguridad del Edomex, que encabeza Andrés Andrade, y la Fiscalía de la CDMX siguen dando buenos resultados. Esta semana detuvieron a una banda de siete secuestradores en Tecámac y además rescataron a una mujer plagiada…
  • Nos comentan que el maltrato animal será un importante tema en la agenda de Félix Salgado Macedonio en caso de reelegirse en el Senado. Muestra de ello es su labor en el refugio para perros rescatados de las calles.
Oscar Mario Beteta

Oscar Mario Beteta

Con más de 30 años de presencia y experiencia en medios de comunicación, Óscar Mario Beteta es un conocido periodista y conductor de televisión mexicano.

COLUMNAS ANTERIORES

Imperativo, definir el rumbo
Los riesgos de la próxima orfandad de Morena

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.