menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El pequeño resto de mi vida en mí, teatro en redes sociales

COMPARTIR

···
menu-trigger

El pequeño resto de mi vida en mí, teatro en redes sociales

25/11/2020
columnista
Glenda Castillo
Miscelánea de Arte y Cultura

Según datos de la UNAM, más de 77 millones de mexicanos son usuarios de WhatsApp, esta es una de las redes sociales de mayor uso en el país, la utilizamos sobre todo para comunicarnos con nuestros amigos. Con el confinamiento su uso, y el del resto de las redes sociales, se incrementó hasta un 42% según Nielsen Ibope. Poco a poco su potencial se prestó para mejorar procesos de trabajo y de comercio, para apuntalar la educación o reducir el peso de un encierro largo y solitario ¿Por qué no explorar sus posibilidades como recurso teatral?

En El pequeño resto de mi vida en mí la dramaturga Andrómeda Mejía se ha propuesto explorar este espacio digital de comunicación al incorporarlo en próximos días a una experiencia escénica cuyo texto emerge de un particular interés: “en el cuerpo tenemos huellas de nuestra historia, de nuestra vida, de muchas cosas que a veces ni siquiera recordamos”. Andrómeda hurgó en esas huellas que a veces son analogías y metáforas de dolores cicatrizados e inconscientes, pero que determinan lo que somos y hacemos en el presente, para construir una historia en la que una mujer ha matado a un hombre y clama por ser llevada a la cárcel, sin embargo, nada prueba el hecho. Una psicóloga y una psiquiatra investigarán el caso y poco a poco se revelarán las historias de todas las involucradas.

El texto se escribió para teatro y tiene la estructura de un thriller psicológico cargado de pistas y enigmas, pero ante la pandemia, Andrómeda lo mutó y trasladó a un formato virtual que va más allá de una presentación en línea. Sin perder la esencia del género se propone aprovechar WhatsApp y Streaming como herramientas para la participación directa del público y potenciar la esencia del thriller: “el WhatsApp se ha vuelto una herramienta de comunicación íntima muy importante, entonces nos parecía que era una manera de vincularnos de manera personal ahora sí con cada uno de los espectadores, del público… sumado a que la obra está muy ligada a los secretos y … a la vida profunda de tres mujeres, entonces nos pareció que era una manera de abrir un lugar íntimo de los personajes, muy directo”. El streaming cumplirá la función de ofrecer fragmentos, los cabos sueltos y piezas que los espectadores unirán para encontrar lo que habita en lo más profundo de ellas.

Tres días antes del espectáculo streaming -que se realizará 26, 27, 28 y 29 de noviembre- el espectador recibirá mensajes directos de los personajes, con anzuelos, pistas y elementos de aproximación, fragmentos que cobrarán sentido a la hora de presenciar otros fragmentos vía streaming para en conjunto, público y actores, construir El pequeño resto de mi vida en mí, que “más que una dramaturgia, es una experiencia”.

Los accesos para vivir esta experiencia fragmentada pueden adquirirse en www.lacortedelosmilagros.com a través de donación a partir de 60 pesos. Y acá puedes ver algo de la experiencia: https://youtu.be/IOhbaAib_Io

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.