La negativa al microciclo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La negativa al microciclo

COMPARTIR

···
menu-trigger

La negativa al microciclo

15/01/2019

Hoy, 'microciclos', ayer, 'miniconcentraciones'. Claramente no es una propuesta nueva. Incluso formar un equipo de Liga con puros seleccionados antes del Mundial fue uno de los pensamientos que circuló en Federación Mexicana hace algunos años en aras de tener un mejor representativo nacional.

Ante el desconocimiento del medio, Gerardo Martino busca maximizar las oportunidades para relacionarse con el material humano con el que cuenta, no en balde la gira por estadios y clubes dio inicio una vez terminada su presentación en sociedad.

Le urge interiorizarse, saber más allá de la cancha, conocer de cerca al futbolista mexicano, saber cómo piensa, cómo se comporta... un montón de cosas que no precisamente se observan ni se palpan en el campo.

La idea no es mala, pero la negativa no es nueva, ya que cada quien busca proteger sus intereses, y como nada urge a estas alturas, la mayoría opera en modo “medio me vale madre el Tri”, y no necesariamente hablo del aficionado.

Los dueños de clubes y los entrenadores se erizan con la idea de perder-ceder a sus jugadores de manera constante, y puede entenderse, hay demasiados compromisos y obligaciones que deben atender.

Otro de los cuestionamientos a estos procesos de trabajo tiene que ver con los mexicanos que juegan en el extranjero, mismos que forman parte del 80 por ciento de los lugares disponibles en una convocatoria y las alineaciones; es decir, para qué trabajar tanto con los de “aquí” si los que mayormente juegan son los de “allá”. Está claro que mientras más prácticas se tengan, más rápido se asimilarán las ideas del nuevo entrenador, pero alguien tiene que ceder, y en este sentido la misma Federación deberá elegir cuáles son las prioridades, ya que entre Liga, Copa, Concachampions, partidos amistosos de Selección Mexicana y 'microciclos', no hay calendario que rinda.

Tener una mejor versión de la Selección Mexicana no depende únicamente de reunirse a entrenar más seguido, hay muchos factores que influyen en el estancamiento: calendario, sistema de competencia, excesivo número de extranjeros en la Liga, negocios de promotores, calendarización, roce internacional, el obligado sacrificio económico en aras de buscar mejores sinodales para los ensayos, etcétera.

Repito, la idea no es nueva ni mala, pero no todo al mismo tiempo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.