La maldita desgracia eres tú
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La maldita desgracia eres tú

COMPARTIR

···

La maldita desgracia eres tú

04/06/2019

De eso se alimenta, de la polémica, de ser el antagonista, el que lleva siempre la contra sin importar si está fundamentado o no su punto de vista. Pero como “perro no come perro” y dijera Bora: yo respeto, no me interesa meterme con su manera de hacer periodismo.

Con lo que sí puedo es con la ignorancia, la descalificación, la discriminación y el aspectismo, con eso sí, todos podemos y debemos, y los comentarios de Stephen Smith, comentarista deportivo, hacia Andrés Ponce Ruiz Jr., boxeador mexicano, son ofensivos y discriminatorios.

Resulta que Andy Ruiz, como mejor se le conoce, retó hace apenas un mes al múltiple campeón de los pesos pesados Anthony Joshua, ya que el rival original, Javier Ortiz, rechazó en dos ocasiones dicho combate.

La noche del sábado, insisto, con tan sólo un mes de preparación, el de 112 kilos y 1.88 metros de estatura se presentó en el Madison Square Garden y noqueó en siete asaltos al entonces campeón del mundo.

Ruiz se convertiría así en el primer campeón mexicano en esta división; algo histórico, sí, pero no tan sorprendente.

Confieso que muy poco sabía de Andy Ruiz; sin embargo, es de sentido común, y más siendo periodistas, investigar antes de emitir un juicio, cosa que, de haberlo hecho, Stephen Smith no hubiera mostrado tremenda cuota de ignorancia al escribir lo siguiente en su cuenta personal de Twitter: “No puedo creer este S$&@$! Anthony Joshua -poseedor de 3 cinturones, recibe el TKO del Butter Bean....... Me refiero a un tipo llamado Andy Ruiz JR. Qué maldita desgracia. ¡Joshua parecía completamente gaseado! ¡Más fatigado que herido! Ahora, ¿cómo demonios dejaste que eso pasara? ¿Cómo?”.

Por partes, Mr. Smith:

Primero: “el tipo llamado Andy Ruiz Jr.” tiene un mejor récord que el mismo Anthony Joshua. Este mismo “tipo” se ha dedicado toda su vida al boxeo. Este “tipo” ganó más de cien peleas en su carrera amateur.

Segundo: Juzgar a alguien por su aspecto y llamarlo “butter bean” (frijol mantequilla) es una expresión despectiva sin importar que lo hicieras recordando al exboxeador Eric Esch, cuyo apodo era “Butterbean”.

Tercero: La verdadera “maldita desgracia” es tener “analistas” ignorantes que discriminan y ofenden, como tú.

¡He dicho!

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.