Cuando eres pero no eres
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cuando eres pero no eres

COMPARTIR

···
menu-trigger

Cuando eres pero no eres

09/05/2019
Actualización 10/05/2019 - 16:42

… O no sabes, y por lo tanto eres un ignorante. Cuando no entiendes nada. Cuando no logras dimensionar lo que tus ojos han tenido la dicha de ver y lo que sus pies te han hecho vibrar. Cuando no aquilatas lo que te ha hecho sentir.

Cuando tienes memoria corta y/o convenenciera.

Cuando eres malagradecido.

Cuando celebras con él: lo abrazas, lo besas y hasta lagrimas de felicidad le dedicas. Eso sí, cuando pierde, entonces dejas de serlo: no merece tu misericordia ni tu mirada ni la mínima cuota de reflexión. No te sensibilizas con él porque simple y sencillamente no te merece.

Cuando lo endiosas pero luego lo sacrificas.

Cuando en las buenas todo pasa gracias a él y en las malas por él.

Cuando no permites que abandone el papel de superhéroe para caminar como mortal.

Cuando depositas en él tus esperanzas pero también se convierte en el centro de tus frustraciones.

Cuando gana el equipo pero pierde él y solo él.

Cuando ves pasar a Lionel Messi en un aeropuerto, portas una camiseta del Barcelona y lo único que se te ocurre es acusarlo, señalarlo e insultarlo cuestionando su carácter, entonces te conviertes en aficionado de ocasión, en un villamelón, en un malagradecido, ignorante. En alguien que no entiende nada ni sabe nada ni valora nada.

Por lo mismo tampoco mereces más líneas ni espacio.

He dicho!

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.