Chivas no necesita un nuevo entrenador
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Chivas no necesita un nuevo entrenador

COMPARTIR

···

Chivas no necesita un nuevo entrenador

03/04/2019

La gran pregunta o incógnita no debería ser quién, sino el qué y cómo, y en dado caso el por qué.

Al Guadalajara le sobran las preguntas de todo tipo y, sin ser injustos, podemos decir que ha sido el sello desde que Jorge Vergara adquirió el equipo.

Sobraron propuestas, pero faltaron los hechos. Así de simple. Si bien reconstruyó y revalorizó la marca, cierto también es que la mercadotecnia rebasó a la parte deportiva.

Es por eso que ante un nuevo cambió de timón la pregunta debería ser: ¿qué está buscando Chivas y cómo pretende lograrlo? Y no hablo de lugares comunes como poner al equipo a la altura de su historia y cosas así, hablo de acciones concretas, de un plan estructurado que permita al equipo salir del hoyo en el que está.

Nombres nos pueden sobrar, tanto de refuerzos como de posibles entrenadores, pero sería viajar en el mismo tobogán de siempre, ese que tiene la misma salida y que ha puesto al Guadalajara en el lugar que hoy ocupa.

No, no se trata de ver si es Osorio, Mohamed o Guardiola, ya que el problema de Chivas es más profundo que un nombre, de una propuesta táctica o una idea de juego.

Guadalajara necesita cambiar su manera de operar, de elegir, de decidir. Sus filtros no pueden seguir siendo los mismos.

La gran pregunta es qué quiere Chivas y cómo piensa conseguirlo o con quién, de otra forma, el resultado seguirá siendo el mismo.

Debería ser Guadalajara el equipo que mayor provecho saque del falso descenso y de tener a Querétaro, Veracruz o Atlas como mejores aliados. Debería aprovechar el tiempo para pensar hacia adentro en lugar de decidir hacia afuera, y la primera reflexión debería pasar por si la gente que toma las decisiones es la más indicada para hacerlo.

Chivas no necesita un nuevo entrenador, sino una nueva formula de operar.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.